Santificando Su Nombre

Un hogar en donde reposa la Presencia Divina, es un hogar en donde todos sus miembros son felices, con una autoestima sana, sin temores ni traumas emocionales ni mentales, un lugar donde la era mesiánica se vive por anticipado