¿Quién soy?

Sólo en el Santo Bendito sea somos, sólo El es, sin comparación ni semejanza ni…