Site Loader
Parasha de la semana
24 calle 0-52 zona 4, Ciudad de Guatemala
24 calle 0-52 zona 4, Ciudad de Guatemala
Pureza familiar

Leer la Parasha y Haftaráh Metzoráh

Lev 15:19 Cuando una mujer tiene un flujo y el flujo de su carne es sangre, quedará en estado de separación (nidá) por un lapso de siete días, y todo el que la toque será impuro hasta el anochecer.

Está parashá nos habla entre varios temas las leyes de Nidá o leyes de pureza familiar, la manera en que el texto de la Torá lo ordena, la mujer cuando tiene su flujo de sangre menstrual, un flujo normal, debe permanecer “apartada”  por un lapso de 7 días, esta cuenta se realiza a partir de la primera mancha de sangre, se cuentan los siete días y al finalizar estos, o sea al octavo día ella queda fuera de las leyes de Nidá.

Estás leyes le prohíben a la mujer tener intimidad con su esposo de lo contrario ambos podrían quedar en estado de impureza.

Lev 15:24 Si un hombre se acuesta con ella, entonces el estado de separación de ella estará sobre él y será impuro por un lapso de siete días; toda cama sobre la que se recueste será impura.

Ahora bien, ¿Serán estas leyes de poca o mucha importancia? El texto siguiente nos da la respuesta.

Eze 18:5  Y el hombre que fuere justo, é hiciere juicio y justicia;

Eze 18:6  Que no comiere sobre los montes, ni alzare sus ojos á los ídolos de la casa de Israel, ni violare la mujer de su prójimo, ni llegare a la mujer menstruosa,

Eze 18:7  Ni oprimiere a ninguno; al deudor tornare su prenda, no cometiere robo, diere de su pan al hambriento, y cubriere al desnudo con vestido,

Eze 18:8  No diere á logro, ni recibiere aumento; de la maldad retrajere su mano, é hiciere juicio de verdad entre hombre y hombre,

Eze 18:9  En mis ordenanzas caminare, y guardare mis derechos para hacer verdad, éste es justo: éste vivirá, dice el Señor YHWH.

Como podemos ver, que el hombre no se acueste con una mujer cuando está en su menstruación está mencionado entre los actos de justicia, este tiempo en que marido y mujer deben estar apartados es de 7 días según la Torá. 

Es recomendable literalmente estar apartados durante este tiempo, inclusive dormir en diferente cama en esos días, esta práctica da vida a la relación, pues la separación crea un vacío, un deseo de re encontrarse, así ese re encuentro es especial, así se aconseja verlo, por lo tanto toda la expectativa que entre la pareja se pueda crear para ese re encuentro dará vitalidad a su relación y así se cura la pareja de la monotonía que es un gran problema en el matrimonio.

CUIDADO

Es importante hacer la diferencia entre lo que la Torá ordena en el caso de la mujer en su período de menstruación normal y cuando la mujer tiene una enfermedad, para ese caso la Torá instruye de una manera diferente.

Lev 15:25 Si la sangre de la mujer fluye durante muchos más días de su período de separación, o si tiene un flujo de sangre después de su menstruación, todos los días de su flujo impuro serán como los días de su separación; es impura.

Lev 15:26 Todo lecho en que se acueste durante todos los días de su flujo, le será como el lecho de su menstruación, y todo aquello sobre lo cual se siente, será impuro como en la impureza de su menstruación.

Lev 15:27 Y cualquiera que toque estas cosas quedarán impuras, tendrá que lavar sus vestidos y bañarse en agua, y quedará impuro hasta la tarde.

Lev 15:28 Y cuando quede libre de su flujo, entonces contará para sí siete días, y después será limpia.

En estos casos la Torá instruye que la mujer permanecerá todos los días en que dure su flujo en estado impureza y Nidá, luego al finalizar su flujo contará 7 días extra, dentro de los cuales no debe haber flujo, entonces al octavo día ya puede estar pura.  Estos casos son casos de enfermedad, debido a eso es que la Torá en este caso y no en el de una menstruación normal ordena presentar una ofrenda Jatat (de pecado), esa es una gran diferencia.

EL JUDAISMO

Por otro lado el judaísmo decidió aplicar las leyes de la mujer enferma a la sana, así que según el judaísmo la mujer tiene sus días de flujo de sangre, que pueden ser entre 4 a 5 días, luego contar 7 días en los cuales no debe haber flujo de sangre y al octavo día queda libre de su estado de Nidá, o sea que al final la mujer “según el judaísmo” la mujer pasa apartada de su esposo entre 11 y 12 días, todo depende del tiempo que dure su flujo de sangre.

Mientras que la Torá literalmente ordena contar 7 días desde el primer día en que inicia el sangrado normal de la menstruación de la mujer,  entonces si el flujo de sangre dura 4 o 5 días la mujer tendrá 3 o 2 días limpios, pero en total será solamente 7 días de Nidá.

La Torá dice 7 días la mujer deberá estar apartada y el judaísmo dice 11 o 12.

Según “The Chumash” de la editorial “Stone” en su página 632, alude a que basado en que el Talmud Tratado  Niddah 66ª establece gran dificultad para establecer legalmente si el sangrado de una mujer es normal o no, y así determinar las leyes que le apliquen, el judaísmo determinó aplicar las leyes de la mujer enferma con un flujo anormal, a la mujer con un flujo normal.

El “MeAm Lo’ez” (literatura judía tan importante como el Talmud) en la Parashá Metzorá, capítulo 7, marca la diferencia entre lo que la Torá dice y lo que el judaísmo establece:

“lo mencionando arriba es la ley de la Torá, que una mujer debe simplemente contar siete días desde el inicio de su descarga y entonces sumergirse.  Sin embargo, de acuerdo a la legislación rabínica y costumbre de hoy, una mujer debe esperar siete días después que su descarga cesa.”

RESUMEN

Para nosotros los discípulos de Su Majestad Yeshua, es de vital importancia establecer esa diferencia entre lo que la Torá establece y lo que el judaísmo establece, pues de no ser así, podemos llegar a guardar las leyes del judaísmo pensando que estamos guardando las leyes de la Torá, lo cual no es cierto, por una lado están las leyes del judaísmo y por otro lado las leyes de la Torá.

Mat 15:7 ¡Hipócritas! Bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:

Mat 15:8 Este pueblo me honra con los labios, Pero su corazón está lejos de mí.

Mat 15:9 Y en vano me adoran, Enseñando como doctrinas preceptos de hombres.

TEVILÁ

Luego de terminado el tiempo de Nidá se establece la tevilá (un baño ritual de purificación), con ese baño ritual se da por terminado el tiempo de Nidá y así la pareja podrá estar juntos de nuevo, este baño debe ser con agua corrida y no estancada. También se acostumbra un lavado vaginal, razón por la cual algunos dicen que se inventaron los bidets en los sanitarios.  Acerca de las leyes de este baño ritual y la limpieza vaginal es necesario acercarse a su maestro de Torá para que le explique los detalles. 

Shabat Shalom!!!

R. Yehuda ben Israel

Post Author: Comunidad Israelita Bet Or

El Shabat

¿Quién debe guardar los mandamientos o la Ley de Dios?

4to – 5to mes, 5779

Donación

Apoya para que más personas regresen a la Casa de Israel