Parasha Shmini - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Parasha Shmini

Parashot > Vayikra
Comentario           Sefer Vayikra

Parasha: Vayikrá 9:1-11:47
Haftará: 2o. Shmuel 6:1-7:17

Parashá Shmini

 
 
Capítulo 9
 
1 Al octavo día, Moshé convocó a Aarón y a sus hijos, y a los ancianos de Israel. 2 Le dijo a Aarón: toma para ti un becerro joven como sacrificio expiatorio y un carnero sin mácula como ofrenda ígnea; y ofréndalos ante YHWH. 3 Y a los Hijos de Israel diles así: tomad un macho cabrío como sacrificio expiatorio y un becerro y una oveja en su primer año, sin mácula, como ofrenda ígnea. 4 Y un toro y un carnero como ofrenda de paz para sacrificarlos ante YHWH, y una ofrenda vegetal mezclada con aceite; pues hoy YHWH aparece ante vosotros. 5 Llevaron lo que les ordenó Moshé al frente de la Tienda de la Reunión y toda la asamblea se aproximó y se paró frente a YHWH. 6 Dijo Moshé: «Esto es lo que YHWH os ha ordenado que hagáis; entonces la gloria de YHWH aparecerá ante vosotros». 7 Moshé le dijo a Aarón: «Acércate al Altar y realiza el servicio de tu sacrificio expiatorio y tu ofrenda ígnea, y procura la expiación para ti y para el pueblo; luego, realiza el servicio de la ofrenda del pueblo y procura la expiación para ellos, tal como ha ordenado YHWH». 8 Aarón se aproximó al Altar y sacrificó el becerro del sacrificio expiatorio que era suyo. 9 Los hijos de Aarón le trajeron la sangre. Él mojó su dedo en la sangre y lo colocó sobre las astas del Altar, y vertió la sangre restante sobre la base del Altar. 10 Y las grasas y los riñones y el diafragma con el hígado del sacrificio expiatorio, hizo que ascendieran en humo en el Altar, tal como YHWH le había ordenado a Moshé. 11 Y la carne y el cuero los quemó con fuego afuera del campamento. 12 Sacrificó la ofrenda ígnea; los hijos de Aarón le trajeron la sangre y él la arrojó al Altar, en derredor. 13 Le trajeron la ofrenda ígnea en sus partes junto con la cabeza, y él hizo que ascendiera en humo sobre el Altar. 14 Lavó las entrañas y los pies, e hizo que ascendieran en humo sobre la ofrenda ígnea, sobre el Altar. 15 Acercó la ofrenda del pueblo: tomó la cabra del sacrificio expiatorio que era para el pueblo, y la sacrificó y realizó el servicio del sacrificio expiatorio, como con el primer sacrificio. 16 Acercó la ofrenda ígnea y realizó su servicio de acuerdo con la ley. 17 Acercó la ofrenda vegetal, llenó su palma con ella e hizo que ascendiera en humo sobre el Altar, además de la ofrenda ígnea matutina. 18 Sacrificó el toro y el carnero, la ofrenda festiva de paz del pueblo; los hijos de Aarón le entregaron la sangre y él la arrojó sobre el Altar, en derredor. 19 Las grasas del toro y del carnero, la cola, las grasas que recubren los riñones y el diafragma con el hígado, 20 las colocó sobre los pechos e hizo que las grasas ascendieran en humo sobre el Altar. 21 Aarón había alzado los pechos y el muslo derecho como un servicio de agitación ante YHWH, tal como había ordenado Moshé. 22 Aarón alzó sus manos hacia el pueblo y los bendijo; luego descendió tras haber realizado el sacrificio expiatorio, la ofrenda ígnea y la ofrenda de paz. 23 Moshé y Aarón vinieron a la  Tienda de la  Reunión, y salieron y bendijeron al pueblo, ¡y la gloria de YHWH apareció ante todo el pueblo! 24 Salió fuego de ante YHWH y consumió sobre el Altar la ofrenda ígnea y las grasas; el pueblo vio y entonó una canción de alabanza y se postró con el rostro sobre la tierra.
 
 
Capítulo 10
 
1 Cada uno de los hijos de Aarón, Nadab y Abihu, tomó su brasero, le puso fuego y colocó encima incienso; y trajeron ante YHWH un fuego extraño que Él no les había ordenado. 2 Salió un fuego de ante YHWH que los consumió y murieron ante YHWH. 3 Moshé le dijo a Aarón: de esto habló YHWH, diciendo; «Seré santificado a través de los que están más cerca de Mí, así seré honrado ante todo el pueblo». Y Aarón se quedó en silencio. 4 Moshé convocó a Mishael y Eltzafán, hijos de Uziel, tío de Aarón, y les dijo: «Acercaos, llevad a vuestros hermanos fuera del Santuario, afuera del campamento». 5 Ellos se aproximaron y los llevaron por sus Túnicas afuera del campamento, tal como había dicho Moshé. 6 Moshé le dijo a Aarón y a sus hijos Elazar e Itamar: «No dejéis vuestras cabelleras sin cortar ni rasguéis vuestras vestiduras, para que no muráis y Él se encolerice con toda la asamblea; y vuestros hermanos, toda la Casa de Israel, lamenten la conflagración que encendió YHWH. 7 No salgáis de la entrada de la Tienda de la Reunión, para que no muráis, pues el aceite de la unción de YHWH está sobre vosotros», y cumplieron con la orden de Moshé. 8 YHWH le habló a Aarón, diciendo: 9 «No bebas bebidas alcohólicas, tú y tus hijos que están contigo, cuando vengas a la Tienda de la Reunión, para que no muráis: éste es un decreto eterno para tus generaciones». 10 A fin de distinguir entre lo sagrado y lo profano, y entre lo impuro y lo puro, 11 y para enseñarles a los Hijos de Israel todos los decretos que YHWH les había hablado a través de Moshé. 12 Moshé habló a Aarón y a Elazar e Itamar, los hijos que le quedaron: «Tomad la ofrenda vegetal que quedó de las ofrendas de fuego de YHWH y comedla sin levadura junto al Altar; pues es sagrada. 13 La comeréis en un lugar sagrado, pues es vuestra porción y la porción de vuestros hijos de las ofrendas de fuego de YHWH, pues así se me ha ordenado. 14 Y el pecho de la agitación y el muslo de la elevación los comeréis en un lugar puro, tú y tus hijos y tus hijas que están contigo; pues os han sido dados de las ofrendas festivas de paz de los Hijos de Israel como vuestra porción y la porción de vuestros hijos. 15 Ellos traerán el muslo de la elevación y el pecho de la agitación sobre las grasas de la ofrenda de fuego para agitarlos como un servicio de agitación ante YHWH; y será para vosotros y para vuestros hijos por decreto eterno, tal como ha ordenado YHWH». 16 Moshé preguntó con insistencia por el macho cabrío del sacrificio expiatorio, pues he aquí que ¡se había quemado!, y se encolerizó con Elazar e Itamar, los hijos que le quedaban a Aarón, diciendo: 17 «¿Por qué no comisteis el sacrificio expiatorio en un lugar sagrado, siendo santísimo; y Él os lo dio para obtener perdón por el pecado de la asamblea y para expiar por ellos ante YHWH? 18 He aquí que su sangre no fue llevada adentro, al Santuario; ¡deberíais haberla comido en un lugar santo, tal como os ordené!». 19 Aarón le habló a Moshé: «¿Fueron ellos que en este día ofrendaron su sacrificio expiatorio y su ofrenda ígnea ante YHWH? Ahora que me acontecieron tales cosas, ¿debo yo comer el sacrificio expiatorio de este día; YHWH lo aprobaría?». 20 Moshé oyó y aprobó.

 
 
Capítulo 11
 
1 YHWH les habló a Moshé y a Aarón, diciéndoles: 2 «Hablad a los Hijos de Israel, diciendo: «Éstos son las animales que podréis comer de todos los animales que hay sobre la tierra. 3 Todo animal que tenga la pezuña partida, completamente separada en dos pezuñas, y que rumia, lo podréis comer. 4 Pero, de entre los que rumian o de entre los que tienen las pezuñas partidas no comeréis: el camello, porque rumia, pero su pezuña no está partida; os es impuro; 5 y el jerbo, porque rumia, pero su pezuña no está partida; os es impuro. 6 y la liebre, porque rumia, pero su pezuña no está partida; os es impura; 7 y el cerdo, porque su pezuña está partida y está completamente separada, pero no rumia; os es impuro. 8 No comeréis de su carne ni tocaréis sus cadáveres; os son impuros. 9 Esto podréis comer de todo lo que hay en el agua: todo lo que tiene aletas y escamas en el agua, en los mares y en los ríos, ésos podréis comer. 10 Y todo lo que no tenga aletas ni escamas en los mares y en los ríos, de todo lo que abunda en el agua y de todos los seres vivos en el agua, ésos son una abominación para vosotros. 11 Y seguirán siendo una abominación para vosotros; no comeréis su carne y abominaréis su cadáver. 12 Todo lo que no tenga aletas ni escamas en el agua, es para vosotros una abominación. 13 Éstos abominarás entre los pájaros; no podrán comerse; son una abominación: el águila, el quebrantahuesos, el águila pescadora, 14 el milano negro, y los buitres, según su especie; 15 todo cuervo según su especie; 16 el avestruz, el búho, la gaviota, y el gavilán, según su especie; 17 el halcón, el cormorán, y la ibis; 18 el cisne, el pelicano y la urraca; 19 la cigüeña, la garza, según su especie, la abubilla, y el murciélago. 20 Todos los insectos alados que caminan sobre cuatro patas, son para vosotros abominación. 21 Únicamente esto podréis comer de entre todos los insectos alados que caminan sobre cuatro patas: el que tiene patas para saltar encima de las patas, con las que salta sobre la tierra. 22 De entre ellos podréis comer éstos: las langostas rojas, según su especie; las langostas amarillas, según su especie, las langostas con manchas grises, según su especie, y las langostas blancas, según su especie. 23 Todos los insectos alados que tienen cuatro patas son una abominación para vosotros. 24 Os volverá impuros lo siguiente: todo el que toque sus cadáveres será impuro hasta el anochecer; 25 y todo el que lleve sus cadáveres sumergirá sus vestimentas y será impuro hasta el anochecer: 26 todo animal que tenga pezuñas partidas que no estén completamente partidas, o que no rumie, son impuros para vosotros; todo el que los toque se vuelve impuro. 27 Y entre los que tienen cuatro patas, todo el que camina sobre sus patas delanteras, es impuro para vosotros; todo el que toque su cadáver se volverá impuro hasta el anochecer. 28 El que lleve su cadáver sumergirá sus vestimentas y quedará impuro hasta el anochecer; son impuros para vosotros. 29 Éstos son los animales impuros entre los animales que andan sobre la tierra: la comadreja, el ratón, y el hurón, según su variedad; 30 el erizo, el camaleón y la lagartija; y el caracol y el topo. 31 Únicamente éstos son impuros para vosotros entre todos los animales que andan sobre la tierra; todo el que toque sus cadáveres quedará impuro hasta el anochecer; 32 y cuando estén muertos, todo aquello que toque una parte de ellos quedará impuro, ya sea un utensilio de madera, una prenda de vestir, cuero o bolsa, todo utensilio con el que se hacen trabajos, será sumergido en agua, y permanecerá impuro hasta el anochecer, y luego se purificará. 33 Todo utensilio de barro en cuyo interior caiga uno de ellos, todo lo que haya en él será impuro y lo romperéis; 34 todo alimento comestible sobre el que caiga agua, será impuro; y toda bebida que pueda ser bebida, en cualquier vasija, será impura. 35 Todo aquello sobre lo cual caiga parte de su cadáver será impuro; si es un horno o un fogón, serán destruidos, son impuros e impuros serán para ustedes; 36 únicamente una fuente o una cisterna, una reunión de aguas, mantendrá su pureza, pero el que toque un cadáver quedará impuro. 37 Y si ese cadáver cayere sobre cualquier semilla comestible que ha sido plantada, mantendrá su pureza. 38 Pero si el agua había sido colocada sobre la semilla y luego cayere el cadáver encima de ella, es impura para vosotros. 39 Si un animal que podéis comer ha muerto, el que toque su cadáver será impuro hasta el anochecer. 40 Y el que coma de su cadáver sumergirá sus vestimentas y permanecerá impuro hasta el anochecer; y el que lleve su cadáver sumergirá sus vestimentas y permanecerá impuro hasta el anochecer. 41 Todo ser que anda sobre la tierra es una abominación, y no será comido. 42 Todo lo que repte sobre su vientre y todo lo que camine sobre cuatro patas, y hasta los de muchas patas, entre todos los seres que andan sobre la tierra, no podréis comerlos, pues son una abominación. 43 No os volváis abominables por medio de ningún reptil; no os impurifiquéis con ellos, para que no seáis impuros por ellos. 44 Pues Yo soy YHWH, vuestro Elohim: os santificaréis y seréis santos, pues Yo soy Santo; y no impurificaréis vuestras almas por medio de ningún ser que se arrastra por el suelo. 45 Pues Yo soy YHWH, Quien os eleva de Egipto para ser Elohim para vosotros; seréis santos, pues Yo soy Santo. 46 Ésta es la ley del animal, del ave, de todo ser vivo que pulula en el agua y de todo ser que se arrastra por el suelo. 47 Para que distingáis entre lo impuro y lo puro, y entre el ser que se puede comer y el ser que no se puede comer».
 
 
 
 
 
HAFTARÁ SHEMINI
 
2do SHEMUEL 6:1-7:17
 
 
2 Shmuel 6:1 Volvió David a reunir a todos los escogidos de Israel: Treinta mil.
 
2 Y se levantó David y partió de Baala de Judá con todo el pueblo que tenía consigo, para hacer subir de allí el Arca de Elohim, la cual es llamada por el Nombre, el nombre de YHWH Sebaot, sobre la cual están los querubines.
 
3 Colocaron el Arca de Elohim en un carro nuevo, y se la llevaron de la casa de Abinadab que estaba en la colina. Uza y Ahío, hijos de Abinadab, conducían el carro nuevo,
 
4 y lo sacaron con el Arca de Elohim de la casa de Abinadab que estaba en la colina, y Ahío iba delante del Arca.
 
5 Y David y toda la casa de Israel tocaban con alegría delante de YHWH toda clase de instrumentos de madera de abeto, con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos.
 
6 Pero cuando llegaron a la era de Nacón, Uza alargó su mano al Arca de Elohim para sostenerla, porque los bueyes tropezaban.
 
7 Y la ira de YHWH se encendió contra Uza, y Ha-’Elohim lo hirió allí por aquella temeridad, y allí cayó muerto, junto al Arca de Elohim.
 
8 Y David se disgustó porque YHWH había quebrantado a Uza, por lo que llamó aquel lugar Pérez-uza, hasta hoy.
 
9 Pero aquel día David tuvo temor de YHWH, y dijo: ¿Cómo podrá venir a mí el Arca de YHWH?
 
10 Y David no quiso trasladar el Arca de YHWH con él a la ciudad de David, sino que David la hizo llevar a casa de Obed-edom geteo.
 
11 Y el Arca de YHWH estuvo en casa de Obed-edom geteo tres meses, y bendijo YHWH a Obed-edom y a toda su casa.
 
12 Y fue dado aviso al rey David, diciendo: YHWH ha bendecido la casa de Obed-edom y todo lo que tiene a causa del Arca de Elohim. Entonces David fue e hizo subir con alegría el Arca de Elohim de la casa de Obed-edom a la ciudad de David.
 
13 Y fue así que cuando los portadores del Arca de YHWH caminaban seis pasos, entonces él sacrificaba un buey y un carnero cebado.
 
14 Y David danzaba con toda su fuerza delante de YHWH, y David estaba ceñido con un efod de lino.
 
15 Así David y toda la casa de Israel hicieron subir el Arca de YHWH con aclamaciones y al sonido del shofar.
 
16 Y cuando el Arca de YHWH entró en la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró por la ventana, y viendo al rey David saltando y danzando delante de YHWH, lo despreció en su corazón.
 
17 Llevaron, pues, el Arca de YHWH y la asentaron en su lugar en medio de la tienda que David le había levantado. Entonces David hizo elevar holocaustos y ofrendas de paz delante de YHWH.
 
18 Y cuando David acabó de hacer subir el holocausto y las ofrendas de paz, bendijo al pueblo en el nombre de YHWH Sebaot.
 
19 Y repartió a todo el pueblo, a toda la multitud de Israel, tanto a hombres como a mujeres, a cada uno una torta de pan, una torta de dátiles y una torta de pasas. Luego todo el pueblo se marchó cada uno a su casa.
 
20 Pero al regresar David para bendecir su casa, Mical hija de Saúl salió al encuentro de David y dijo: ¡Cuán honrado ha quedado hoy el rey de Israel, descubriéndose hoy a ojos de las criadas de sus siervos, como se descubre un bufón cualquiera!
 
21 Entonces David dijo a Mical: Fue delante de YHWH, quien me escogió por encima de tu padre y de toda su casa para constituirme caudillo sobre el pueblo de YHWH, sobre Israel. Por tanto danzaré delante de YHWH,
 
22 y me humillaré aún más que esta vez, y me rebajaré ante mis propios ojos, pero seré honrado delante las criadas a las cuales te referiste.
 
23 Y Mical hija de Saúl no tuvo hijos hasta el día de su muerte.
 
 
2 Shmuel 7:1 Aconteció que cuando ya el rey habitaba en su casa, después que YHWH le había dado reposo de todos sus enemigos en derredor,
 
2 el rey dijo al profeta Natán: He aquí, yo habito en casa de cedro, pero el Arca de Elohim está entre cortinas.
 
3 Y Natán respondió al rey: ¡Ve, haz todo lo que está en tu corazón, porque YHWH está contigo!
 
4 Pero aconteció que esa misma noche llegó palabra de YHWH a Natán, diciendo:
 
5 Ve y di a mi siervo, a David: Así dice YHWH: ¿Tú me edificarás Casa en que Yo habite?
 
6 Porque no he habitado en casa alguna desde el día en que hice subir a los hijos de Israel de Egipto hasta hoy, sino que estuve en tienda y en tabernáculo.
 
7 Doquiera que he estado yendo con todos los hijos de Israel ¿acaso he hablado palabra con alguna de las tribus de Israel, a quien haya mandado apacentar a mi pueblo Israel, para decirles: ¿Por qué no me edificáis una Casa de cedro?
 
8 Ahora pues, así dirás a mi siervo, a David: Así dice YHWH Sebaot: Yo te tomé del redil, de seguir tras el rebaño, para que fueras caudillo sobre mi pueblo, sobre Israel,
 
9 y he estado contigo en todo cuanto has andado, y he cortado de tu presencia a todos tus enemigos, y te haré un gran nombre, como el nombre de los grandes de la tierra.
 
10 Asimismo he dispuesto un lugar para mi pueblo, para Israel; y lo he plantado para que habite en él, y no sea más removido, ni los hijos de iniquidad continúen oprimiéndolo como al principio,
 
11 como desde el día en que puse jueces sobre mi pueblo Israel, y te daré descanso de todos tus enemigos. Además, YHWH te hace saber que YHWH te edificará casa.
 
12 Cuando tus días sean cumplidos y duermas con tus padres, entonces levantaré a tu descendiente después de ti, el cual saldrá de tus entrañas, y afirmaré su reino.
 
13 Él edificará casa a mi Nombre y Yo afirmaré el trono de su reino para siempre.
 
14 Yo le seré por padre y él me será por hijo. Cuando haga mal lo corregiré con vara de hombres y con azotes de hijos de hombre.
 
15 Pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, a quien quité de delante de ti.
 
16 Tu casa y tu reino permanecerán para siempre ante ti, y tu trono será estable eternamente.
 
17 Conforme a todas estas palabras, y según toda esta visión, así habló Natán a David.
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt
Regreso al contenido | Regreso al menu principal