Parasha Matot - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Parasha Matot

Parashot > Badmidbar
Comentario          Sefer Badmidbar

Parasha Matot 30:2-32:42
Haftará Yermia 1:1-2:3

 
2 Moshé les habló a las cabezas de las tribus de los Hijos de Israel, diciendo: «Esto es lo que YHWH ha ordenado: 3 Si un hombre hace un voto a YHWH o jura un juramento para establecer una prohibición para sí mismo, no profanará su palabra; según lo que salga de su boca, así hará. 4 Pero si una mujer hiciere un voto a YHWH o estableciere una prohibición en la casa de su padre en su juventud; 5 y su padre oyó de su voto o la prohibición que ella estableció para sí misma, y su padre guardó silencio respecto de ella, entonces todos sus votos son válidos, y toda prohibición que ella estableció sobre sí misma será válida. 6 Pero si su padre la refrenó el día que lo oyó, todos sus votos o prohibiciones que ella estableció para sí misma no serán válidos; y YHWH la perdonará, pues su padre la refrenó. 7 Si ella se casare con un hombre y sus votos estaban sobre ella, o una frase de sus labios por medio de la cual se había prohibido algo a sí misma, 8 y su marido oyó, y el día que oyó guardó silencio respecto de ella, entonces sus votos tendrán validez y su prohibición que se estableció sobre sí misma tendrá validez. 9 Pero si el día que su marido oyese, la refrenare y revocare el voto que hay sobre ella o la frase de sus labios por medio de la cual se prohibió algo a sí misma, entonces YHWH la perdonará. 10 El voto de una viuda o una divorciada, todo lo que se prohibió a sí misma, permanecerá sobre ella. 11 Pero si hizo un voto en la casa de su marido o estableció una prohibición sobre sí misma por medio de un voto, 12 y su marido oyó de él y guardó silencio respecto de ellos y no la refrenó, entonces todos sus votos serán válidos y toda prohibición que ella estableció sobre sí misma será válida. 13 Pero si su marido los revocare el día que los oyó, todo lo que salió de boca de ella respecto de sus votos o la prohibición sobre sí misma no tendrán validez; su marido los revocó y YHWH la perdonará. 14 Todo voto y toda prohibición de causar una aflicción personal, su marido puede hacer que sea válido y su marido puede revocarlo. 15 Si su marido guardare silencio respecto de ellos día tras día, habrá otorgado validez a todos sus votos o a todas las prohibiciones que están sobre ella; les habrá dado validez, pues guardó silencio el día que los oyó. 16 Pero si él los revocare tras haberlos oído, él cargará con la iniquidad de ella». 17 Éstos son los decretos entre un hombre y su mujer, entre un padre y su hija en su juventud, en la casa de su padre, que YHWH le ordenó a Moshé.
 
 
Capítulo 31
 
1 YHWH habló a Moshé, diciendo: 2 «Toma venganza de los Hijos de Israel contra los midianitas; luego te reunirás con tu pueblo». 3 Moshé le habló al pueblo, diciendo: «Armad a hombres de entre vosotros para la legión, para que puedan enfrentarse a Midián e infligir la venganza de YHWH contra Midián. 4 Enviaréis a la legión mil por tribu, mil por tribu, por todas las tribus de Israel enviaréis a la legión». 5 Por lo tanto, se enviaron de los miles de los Hijos de Israel, mil por cada tribu, doce mil hombres armados para la legión. 6 Moshé los envió, mil por cada tribu para la legión, a ellos y a Pinjas ben Eleazar el sacerdote, a la legión, y con todas las vasijas sagradas y las trompetas para tocar. 7 Atacaron en masa a Midián, tal como YHWH le había ordenado a Moshé, y mataron a todos los varones. 8 Mataron a los reyes de Midián junto con sus muertos: Evi, Rekem, Tzur, Jur y Reba, los cinco reyes de Midián; y a Bilam ben Beor, lo asesinaron con la espada. 9 Los Hijos de Israel tomaron cautivas a las mujeres de Midián y a sus hijos pequeños; y todo su ganado vacuno y sus rebaños, y toda su riqueza tomaron por botín. 10 Todas las ciudades de sus residencias y todos sus palacios los quemaron con fuego. 11 Tomaron todo el botín y a todas las personas y los animales cautivos. 12 Trajeron a Moshé, a Eleazar el sacerdote, y a la asamblea de los Hijos de Israel, los cautivos, los animales y el botín al campamento, en las planicies de Moab, que estaba junto al Jordán, cerca de Jericó. 13 Moshé, Eleazar el sacerdote y todos los líderes de la asamblea salieron a recibirlos afuera del campamento. 14 Moshé se enojó con los comandantes del ejército, los oficiales de los miles y los oficiales de los cientos, que vinieron de la batalla. 15 Moshé les dijo: «¿Dejasteis con vida a todas las mujeres? 16 He aquí que hicieron que los Hijos de Israel, por palabra de Bilam, cometieran una traición contra YHWH en cuanto al asunto de Peor; y la plaga tuvo lugar en la asamblea de YHWH. 17 Y ahora, matad a todos los varones de entre los niños pequeños, y matad a todas las mujeres aptas para conocer a un hombre yaciendo con él. 18 Pero a todas las niñas pequeñas entre las mujeres que no han conocido el yacer con un hombre, las podréis dejar con vida para vosotros. 19 Y en cuanto a vosotros, acampad fuera del campamento durante siete días; todo entre vosotros y en entre vuestros cautivos, que mató a una persona o tocó un cadáver, se purificará el tercer día y el séptimo día. 20 Y toda prenda de vestir, toda vasija de cuero, todo lo que está hecho de pelo de cabra, y toda vasija de madera, los purificaréis». 21 Eleazar el sacerdote les dijo a los hombres de la legión que vinieron de la batalla: «Éste es el decreto de la Torá que YHWH le ordenó a Moshé: 22 únicamente el oro y la plata, el cobre, el hierro, el estaño y el plomo, 23 todo lo que resista al fuego, los pasaréis por el fuego y quedará purificado; pero debe purificarse con el agua de rociado; y todo lo que no resiste al fuego, lo pasaréis por agua. 24 Lavaréis vuestras vestimentas el séptimo día y quedaréis purificados; luego podréis ingresar al campamento». 25 YHWH le dijo a Moshé, diciendo: 26 «Calcula el total del botín capturado, de personas y de animales, tú, Eleazar el sacerdote y las cabezas de los padres de la asamblea. 27 Divide el botín por la mitad entre los que emprendieron la batalla, los que salen a la legión y toda la asamblea. 28 Elevaréis un tributo a YHWH de los hombres de guerra que salen a la legión, un alma de cada quinientos, de la gente, del ganado vacuno, de los asnos, y del rebaño. 29 Lo tomaréis de su mitad y se lo daréis a Eleazar el sacerdote, como porción para YHWH. 30 Y de la mitad de los Hijos de Israel tomaréis uno de cada cincuenta, de las personas, del ganado vacuno, de los asnos, del rebaño, de todos los animales, y se los daréis a los Levitas, los guardianes de la custodia del Tabernáculo de YHWH». 31 Moshé y Eleazar el sacerdote hicieron tal como YHWH le había ordenado a Moshé. 32 El botín de los animales, más allá de los botines que la gente de la legión saqueó fue: el rebaño, seiscientos setenta y cinco mil; 33 y ganado vacuno setenta y dos mil; 34 y asnos, sesenta y un mil; 35 y seres humanos, las mujeres que no habían yacido con ningún hombre, todas las almas, treinta y dos mil. 36 La mitad, que era la parte de los que salieron a la legión, era: el cómputo del rebaño, trescientos treinta y siete mil quinientos, 37 el tributo de YHWH del rebaño, seiscientos setenta y cinco; 38 y el ganado vacuno, treinta y seis mil, y su tributo a YHWH, setenta y dos; 39 y los asnos, treinta mil quinientos, y su tributo a YHWH, sesenta y uno; 40 y los seres humanos, dieciséis mil, y su tributo a YHWH treinta y dos personas. 41 Moshé le dio el tributo que se elevó a Eleazar el sacerdote, tal como YHWH le había ordenado a Moshé. 42 De la mitad de los Hijos de Israel que Moshé había dividido de los hombres de las legiones, 43 la mitad de la asamblea, era: del rebaño, trescientos treinta y siete mil quinientos, 44 y el ganado vacuno, treinta y seis mil; 45 y los asnos, treinta mil quinientos; 46 y los seres humanos, dieciséis mil. 47 Moshé tomó la mitad de los Hijos de Israel, uno de cada cincuenta de las personas y de los animales, y se los dio a los Levitas, los guardianes de la custodia del Tabernáculo de YHWH, tal como YHWH le ordenó a Moshé. 48 Los comandantes de los miles en las legiones, los oficiales de los miles y los oficiales de los cientos, se aproximaron a Moshé. 49 Le dijeron a Moshé: «Tus servidores tomaron un censo de los hombres de guerra bajo nuestro comando y ni un solo hombre de nosotros faltaba. 50 Por eso trajimos una ofrenda para YHWH: lo que cualquier hombre halló de vasijas de oro, tobillera y brazalete, anillo, aro de nariz, y adornos para el cuerpo, para expiar por nuestras almas ante YHWH.» 51 Moshé y Eleazar el sacerdote tomaron el oro de ellos, todas las vasijas moldeadas. 52 Todo el oro que se elevó, que separaron para YHWH, fue dieciséis mil setecientos cincuenta shekels, de los oficiales de los miles y los oficiales de los cientos. 53 En cuanto a los hombres de la legión, cada hombre saqueó para sí mismo. 54 Moshé y Eleazar el sacerdote tomaron el oro de los oficiales de los miles y los cientos, y lo trajeron a la Tienda de la Reunión, un recordatorio para los Hijos de Israel ante YHWH.
 
 
Capítulo 32
 
1 Los hijos de Reuben y los hijos de Gad poseían un ganado abundante, muy grande. Vieron la tierra de Iazer y la tierra de Gilad, y he aquí que era un lugar para el ganado. 2 Los hijos de Gad y los hijos de Reuben vinieron y le dijeron a Moshé, a Eleazar el sacerdote y a los líderes de la asamblea, diciendo: 3 «Atarot, y Divon y Iazer y Nimrá, y Jeshbón y Eleale y Sebam y Nebo y Beon, 4 la tierra que golpeó YHWH ante la asamblea de Israel, es una tierra para el ganado y vuestros servidores tienen ganado». 5 Ellos dijeron: «Si hemos hallado gracia en tus ojos, que esta tierra les sea dada a vuestros servidores por posesión; no nos hagáis cruzar el Jordán». 6 Moshé les dijo a los hijos de Gad y los hijos de Reuben: «¿Acaso vuestros hermanos saldrán a luchar mientras vosotros os establecéis aquí? 7 ¿Por qué disuadís el corazón de los Hijos de Israel de pasar a la Tierra que YHWH les ha dado? 8 Eso fue lo que hicieron vuestros antepasados, cuando los envié de Kadesh-Barnea a ver la  Tierra. 9 Subieron al valle de Eshkol y vieron la Tierra y disuadieron el corazón de los Hijos de Israel para que no vinieran a la Tierra que YHWH les había dado. 10 La ira de YHWH ardió aquel día y El juró, diciendo: 11 Si estos hombres que salieron de Egipto, a partir de veinte años en adelante, vieren la tierra que juré a Abraham, a Itzjak y a Yacov pues no Me siguieron completamente, 12 excepto Calev ben Iefune, el kenizita, y Yehoshua ben Nun, pues ellos fueron totalmente tras YHWH. 13 La ira de YHWH ardió contra Israel y Él los hizo errar por el Desierto durante cuarenta años, hasta el final de toda la generación que a ojos de YHWH hizo mal. 14 He aquí que vosotros os habéis alzado en lugar de vuestros padres, un grupo de hombres pecadores, para agregar más a la ira ardiente de YHWH contra Israel. 15 Porque si os desviareis de ir tras Él, Él nuevamente dejará que descanse en el Desierto y destruiréis a todo este pueblo». 16 Ellos se le acercaron y dijeron: «Construiremos aquí corrales para el rebaño, para nuestro ganado, y ciudades para nuestros hijos pequeños. 17 Nos armaremos rápidamente en la vanguardia de los Hijos de Israel, hasta que los hayamos traído a su sitio, y nuestros hijos pequeños habitarán en las ciudades fortificadas ante los habitantes de la tierra. 18 No regresaremos a nuestros hogares hasta que los Hijos de Israel hayan heredado cada uno su herencia, 19 pues no heredaremos junto con ellos del otro lado del Jordán y más allá, pues nuestra herencia ha venido hacia nosotros de la orilla oriental del Jordán». 20 Moshé les dijo: «Si hacéis esto, si os armáis para la batalla ante YHWH 21 y cada hombre armado de entre vosotros cruzare el Jordán ante YHWH, hasta que Él expulse a Sus enemigos de ante Él, 22 y la Tierra fuere conquistada ante YHWH, y entonces retornareis, entonces seréis libres de culpa ante YHWH e Israel; y esta tierra será vuestra por posesión delante de YHWH. 23 Pero si no lo hacéis, he aquí que habréis pecado a YHWH; sabed que vuestro pecado os encontrará. 24 Construid ciudades para vuestros hijos pequeños y corrales para vuestro rebaño, y lo que salió de vuestra boca haréis». 25 Los hijos de Gad y los hijos de Reuben le hablaron a Moshé, diciendo: «Vuestros servidores harán tal como ordena mi señor. 26 Nuestros hijos pequeños, nuestras mujeres, nuestro ganado y todos nuestros animales estarán allí, en las ciudades del Gilad. 27 Y vuestros servidores cruzarán, todas las personas armadas de la legión, ante YHWH, para librar batalla, tal como dice mi señor». 28 Con referencia a ellos, Moshé dio órdenes a Eleazar el sacerdote, a Yehoshua ben Nun, y a las cabezas de los padres de las tribus de los Hijos de Israel. 29 Moshé les dijo: «Si los hijos de Gad y los hijos de Reuben cruzaren el Jordán con vosotros, y la Tierra es conquistada ante vosotros, a todos los armados para la batalla ante YHWH, les daréis la tierra de Gilad por posesión. 30 Mas si no cruzaren armados junto con vosotros, entonces tomarán posesión entre vosotros en la tierra de Canaán». 31 Los hijos de Gad y los hijos de Reuben hablaron, diciendo: «Tal como YHWH ha hablado a vuestros servidores, así haremos. 32 Cruzaremos armados ante YHWH, a la tierra de Canáan, y nuestra será la posesión de nuestra herencia del otro lado del Jordán». 33 Entonces Moshé dio a los hijos de Gad y a los hijos de Reuben, y a media tribu de Menashe ben Iosef, el reino de Sijón, rey de los amorreos, y el reino de Og, rey de Bashan; la tierra con sus ciudades fronterizas y las ciudades de la tierra circundante. 34 Los hijos de Gad construyeron Divón, Atarot y Aroer; 35 y Atrot Shofan, Iazer y Iogvea; 36 y Bet-Nimrá y Bet-Harán, ciudades fortificadas y corrales para el rebaño. 37 Los hijos de Reuben construyeron Jeshbon, Eleale y Kiriataim; 38 y Nebo y Baal-Meon con nombres modificados, y Sibmá; y las llamaron por sus otros nombres en vez de por los nombres de las ciudades que construyeron. 39 Los hijos de Majir ben Menashe, fueron a Gilad y la ocuparon, y expulsaron a los amorreos que había en ella. 40 Y Moshé entregó a Gilad a Majir  ben Menashe quien se asentó en ella. 41 Y Iair ben Menashe, fue y ocupó sus aldeas y las llamó Javot-Iair. 42 Noba fue y ocupó Kenat y sus suburbios y la llamó Noba, como su nombre.
 
 
HAFTARÁ MATOT
 
YERMIA 1:1 – 2:3
 
 
Yermiá 1:1 Palabras de Jeremías ben Hilcías, uno de los sacerdotes que habitaban en Anatot, en tierra de Benjamín,
 
2 el cual recibió palabra de YHWH en los días de Josías ben Amón, rey de Judá, en el año decimotercero de su reinado,
 
3 y también en los días de Joacim ben Josías, rey de Judá, hasta el fin del año decimoprimero de Sedequías, hijo de Josías, rey de Judá, es decir, hasta la deportación de Jerusalem en el mes quinto.
 
4 Vino a mí palabra de YHWH, diciendo:
 
5 Antes que te formara en el vientre te conocí, y antes que salieras de la matriz te consagré, te di por profeta a las naciones.
 
6 Entonces dije: ¡Ah, Adonay YHWH! He aquí, no sé hablar, porque soy joven.
 
7 Pero me dijo YHWH: No digas: Soy joven. Adondequiera que te envíe, irás, y todo lo que te mande, dirás.
 
8 No temas delante de ellos, porque Yo estoy contigo para librarte, dice YHWH.
 
9 Luego YHWH extendió su mano, y tocó mi boca, y me dijo YHWH: He aquí, pongo mis palabras en tu boca.
 
10 Mira, en este día te pongo sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para desolar y para derribar, para edificar y para plantar.
 
11 Y vino a mí palabra de YHWH, diciendo: ¿Qué ves, Jeremías? Y dije: Veo una vara de almendro.
 
12 Me dijo YHWH: Bien has visto, porque Yo vigilo sobre mi palabra para que se cumpla.
 
13 Y vino a mí palabra de YHWH por segunda vez, diciendo: ¿Qué ves? Y dije: Veo un caldero hirviendo que se vuelca desde el norte.
 
14 Entonces me dijo YHWH: Del norte se derramará la desgracia sobre todos los habitantes de la tierra.
 
15 Porque he aquí Yo convoco a todas las tribus de los reinos del norte, dice YHWH; y vendrán y pondrán cada uno su trono a la entrada de las puertas de Jerusalem, así contra todos sus muros en derredor, como contra todas las ciudades de Judá.
 
16 Y pronunciaré mis sentencias contra ellos a causa de toda su maldad, porque me abandonaron, quemaron incienso a dioses extraños y se postraron ante las obras de sus propias manos.
 
17 Así que tú ciñe tus lomos y ponte en pie, y háblales todo lo que Yo te mande. No tiembles ante ellos, no sea que Yo te haga temblar ante ellos.
 
18 Porque he aquí, Yo mismo te pongo hoy como ciudad fortificada, como columna de hierro y como muro de bronce contra toda la tierra, contra los reyes de Judá, contra sus príncipes, contra sus sacerdotes, y contra el pueblo de la tierra.
 
19 Y harán guerra contra ti, pero no prevalecerán contra ti, porque Yo estoy contigo para librarte, dice YHWH.
 
 
Yermiá 2:1 Y vino a mí palabra de YHWH, diciendo:
 
2 Anda y clama a oídos de Jerusalem, y dile: Así dice YHWH: Acuérdame a tu favor de la ternura de tu juventud, Del amor de tus desposorios, De tu andar en pos de mí en el desierto, En tierra no sembrada.
 3 Israel era santidad a YHWH, Primicias de su cosecha, Quien osaba comer de ella lo pagaba, La calamidad venía sobre ellos: Oráculo de YHWH.
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal