La manera de dirigir el mundo - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La manera de dirigir el mundo

Estudios > Kabala
Regresar:       Kabaláh            Estudios

 
La manera de dirigir al mundo

 
El Eterno es la esencia del bien, y es naturaleza del bien otorgar bien. Por eso hizo la creación, porque si no hay receptor no es posible otorgar bien.
Pero en Su sublime sabiduría, El también sabe que ese bien puede ser completo sólo si es recibido como el fruto de una labor realizada. Porque sólo entonces el receptor se siente propietario de ese bien y no lo recibe avergonzado.

LA IMPERFECCIÓN ES HECHA POR Y PARA LA PERFECCION
Por el principio que la creación fue producida y realizada gracias al ocultamiento del Eterno, podemos llegar a la conclusión que debido a que El es el top de la perfección, su ocultamiento lleva consigo la imperfección.

Esto quiere decir que la creación comparada con la esencia del Creador, es imperfecta, ya que es generada desde El, que es la quinta esencia de la perfección, pero gracias a su ocultamiento, entonces tenemos una creación imperfecta.

Ahora bien, si bien es cierto que esta imperfección viene de la perfección, también tiene como objetivo final el retorno a esa perfección original.
Sal 140:13 Ciertamente los justos darán gracias a tu Nombre, Los rectos morarán en tu presencia.
Sal 16:11 Me mostrarás la senda de la vida, En tu presencia hay plenitud de gozo, Delicias a tu diestra para siempre.
Y es por eso que desde que el alma fue creada saliendo de la Plenitud, la necesidad de esa plenitud es propia de su esencia creada, porque el vacío que dejó el haber estado en la plenitud, es lo que conocemos como “deseo”, y ese deseo es la fuerza que mueve al hombre dentro de las coordenadas del tiempo y el espacio, en búsqueda de satisfacer ese deseo de plenitud, que es parte intrínseca del alma.

Entonces el objetivo de crear la imperfección no es simplemente el ocultamiento de la perfección, sino su revelación, pero en un tiempo determinado según ciertas condiciones, el hombre tiene que realizar cierta labor necesaria, no solo que lo hará meritorio sino que la labor misma es lo que él necesita para corregirse como vasija, y así poder tener la capacidad de ser llenado de esa luz.

Entonces El Creador, que es bueno y perfecto, creó y dirige Su creación no conforme a Su poder y Esencia, sino conforme a un propósito, a un objetivo. Y todo lo que El hace es bueno, justo y perfecto conforme a ese objetivo.
Deu 32:4 Él es la Roca, cuya obra es perfecta, Todos sus caminos son justos, Dios de fidelidad, sin injusticia, Justo y recto es Él.
El cimiento sobre el que descansa toda la estructura es que la Voluntad Superior quiso que el hombre se perfeccionara y de este modo se perfeccionara todo lo que fue creado para él.  Esto en sí mismo, será su mérito y su recompensa.

Mérito, porque él habrá trabajado y se habrá esforzado para alcanzar esta perfección, la cual, una vez lograda, podrá disfrutar como producto de su labor y premio a sus esfuerzos.
Su recompensa, porque finalmente habrá alcanzado esta perfección y se deleitará en el bien por toda la eternidad.

R. Yehuda ben Ysrael
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by: Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal