La Formación del alma - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Formación del alma

Estudios > Mashiaj
Estudios sobre el Mesías                                                           Estudios

La Formación del Hombre
 

Algunos de ustedes preguntan  ¿El alma y el espíritu son lo mismo?  ¿Por qué no hacen referencia al espíritu? ¿Está el hombre conformado de espíritu, alma y cuerpo como es la creencia general?
 
 
           Es necesario que compartamos con ustedes un principio de estudio que hemos aprendido y que aplicamos en este caso.  Existen pasajes de las Escrituras del Antiguo como del Nuevo Testamento que son específicos en ciertos temas y que más que interpretación lo que necesitan es comprensión de lectura clara, sino aplicamos este principio de interpretación, comprensión de lectura, necesitaríamos interpretar otros pasajes que mencionen algo sobre el tema que interese, y corremos el riesgo de equivocarnos en nuestra interpretación.
 
 
EJEMPLO:
 
¿Quién es Su Majestad Yeshua? Muchas personas se quiebran la cabeza buscando muchos pasajes que apoyen su creencia al respecto de esta pregunta, cuando existe un pasaje en el Nuevo Testamento que específicamente trata el tema y que no necesita interpretación, sino que una simple comprensión de lectura.
 
 
Mat 16:13  Viniendo Yeshua a la región de Cesarea de Filipo,  preguntó a sus discípulos,  diciendo:  ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?
 
Mat 16:14  Ellos dijeron:  Unos,  Yohanan el Bautista;  otros,  Elías;  y otros,  Jeremías,  o alguno de los profetas.
 
Mat 16:15  El les dijo:  Y vosotros,  ¿quién decís que soy yo?
 
Mat 16:16  Respondiendo Simón Pedro,  dijo:  Tú eres el Mesías,  el Hijo del Elohim viviente.
 
Mat 16:17  Entonces le respondió Yeshua:  Bienaventurado eres,  Simón,  hijo de Jonás,  porque no te lo reveló carne ni sangre,  sino mi Padre que está en los cielos.
 
 
Este pasaje de Mateo nos muestra que habían varias creencias con respecto quién era Su Majestad Yeshua, al igual que hoy en día, pero él pregunta directamente a sus discípulos sobre lo que ellos creían de él, Pedro responde “Tú eres el Mesías,  el Hijo del Elohim viviente “y el propio Su Majestad Yeshua como en ningún otro pasaje Nuevo Testamentario aprueba esa respuesta enfatizando que esa respuesta era el resultado de una revelación por parte de Elohim.
 
 
No existe otro pasaje en el Nuevo Testamento tan claro como este, no necesita interpretación, con una simple comprensión de lectura no solo nos muestra una respuesta clara a la interrogante sino que evidencia la aprobación del propio Mesías de quien era él, cualquier otra respuesta distinta a ésta, no cuenta en el Nuevo Testamento con la aprobación misma del Mesías, y como no hay otro pasaje que trate el tema tan directo y claro, este pasaje es básico para interpretar otros pasajes que hablen acerca de quien era Su Majestad Yeshua y así evitamos errores grandes de interpretación.
 
 
De esa manera es que en la Biblia no existe otro pasaje que hable específicamente sobre la creación del hombre como Génesis 2:7, y cuyo propósito sea específicamente el mostrar a los hombres por parte de Elohim, cómo fue formado el hombre.  Así que lo único que hay que hacer es, leerlo, sí leerlo, pero sin ninguna idea preconcebida que nos pueda evitar entender lo que en este verso dice, y que finalmente solo veamos lo que queremos ver.
 
 
Veámoslo, pondremos nuestras anotaciones en color azul.
 
 
Gen 2:7  Entonces YHWH Elohim formó al hombre del polvo de la tierra (1),  y sopló en su nariz aliento de vida (2),  y fue el hombre un ser viviente (3).
 
 
(1)          Del polvo de la tierra se refiere a un primer elemento que conforma al ser humano.
 
(2)          Ese aliento de vida que sopló en la nariz del hombre, es un segundo elemento.
 
(3)          Y fue el hombre ser viviente, ser refiere al resultado de la unión de los dos elementos mencionados anteriormente.
 
 
Como hemos visto, en la narrativa específica de la formación del ser humano solo existen dos elementos que lo conforman, no es necesario una licenciatura o nivel educativo superior para comprender el mensaje de este verso, dos elementos que unidos hacen del hombre un ser viviente, eso es lo que la Biblia dice, eso es lo que es.
 
 
           Una vez explicando el porqué tomamos este pasaje como base de nuestro estudio al respecto de cómo está conformado el ser humano, no hay motivo alguno para creer que existe una tercera parte como muchos dicen, espíritu, alma y cuerpo, no es eso lo que dice este pasaje de la Biblia, que trata específicamente el tema.
 
 
¿CUALES SON ESAS PARTES QUE CONFORMAN AL HOMBRE?
 
 
           Debido a lo que Génesis 2:7 dice con respecto de cómo se formo cada uno de los dos elementos que forman al ser humano, entendemos que se trata de dos elemento muy distintos entre si.
 
 
DE LA   ARENA DE LA TIERRA, debido a que la arena de la tierra es un elemento del mundo material, entendemos que este primer elemento es de orden material, que se trata del cuerpo humano.
 
 
Y SOPLO, como es Elohim el de esta acción, según el mismo texto lo dice, entendemos que se refiere a un elemento de origen espiritual que al unirse al primero que es de orden material, hace del hombre un ser viviente, como el mismo texto lo dice.
 
 
Conociendo las leyes de orden espiritual, sabemos que este elemento espiritual que conforma al ser humano es el portador de vida, cuando este elemento se desprende o sale del cuerpo, es lo que hoy se conoce como muerte, por eso ese cuerpo sin su aliento de vida es llevado a tierra.
 
 
Salmo 146:3  No confiéis en los príncipes,  Ni en hijo de hombre,  porque no hay en él salvación.
 
Salmo 146:4  Pues sale su aliento,  y vuelve a la tierra…
 
 
           Ahora bien ¿Cómo nombramos a este elemento de orden espiritual que da vida al cuerpo para que el hombre sea un ser viviente? veamos nuevamente el verso en cuestión, pero ahora pondré las palabras hebreas que se han traducido.
 
 
Gen 2:7  Entonces YHWH Elohim formó al hombre del polvo de la tierra,  y sopló en su nariz aliento (neshamá)  de vida,  y fue el hombre un ser viviente (nefesh).
 
 
           Ese aliento que dice el texto que Elohim sopló en la nariz del hombre, en hebreo es neshamá, que es como se designa en hebreo más apropiadamente a ese elemento espiritual que conforma al ser humano, una traducción más conocida en español de neshamá es alma.
 
 
           El diccionario de Strong dice de Neshamá:
 
 
H5397
 
נְשָׁמָה
 
neshamá
 
de H5395; resoplido, i.e. viento, furia o aliento vital, inspiración divina, intelecto, o (concretamente)aliento animal:-aliento, alma, espíritu, hálito, que respira, respirar, soplo, vida, viviente.
 
 
           En este verso ni siquiera aparece la palabra hebrea “Ruaj” que es la que comúnmente se traduce como espíritu, aunque literalmente quiere decir viento. El diccionario dice sobre esa palabra lo siguiente:
 
 
H7307
 
רוּחַ
 
rúakj
 
de H7306; viento; por semejanza aliento, i.e. una exhalación sensible (o incluso violenta); figurativamente vida, ira, insustancial; por extens. región del cielo; por semejanza espíritu, pero solo de un ser racional (incl. su expresión y funciones):-aire, aliento, ánimo, enojo, espíritu, hálito, ímpetu, ira, lado, respiración, soplar, soplo, tempestuoso, vacío, en vano, viento.
 
 
           Es más, en el verso de Proverbios 20:27 que citamos en el estudio del Alma, es curioso que la palabra Neshamá, fue traducida en la Reina Valera como espíritu.
 
 
Pro 20:27  Lámpara de YHWH es el espíritu (neshamá) del hombre…
 
 
      Para muchas personas que desconocen esto, piensan que en este proverbio se refiere a un tercer elemento, el espíritu, cuando no es así, se refiere al mismo y único elemento espiritual que según las Escrituras, conforma y da vida al ser humano, más conocido como alma.
 
 
           En el hebreo existen tres palabras que son utilizadas para designar al mismo elemento en cuestión, el alma: neshamá, ruaj y nefesh.  En español veremos las palabras espíritu, alma, aliento de vida, etc.  Pero todas se refieren a lo mismo.
 
 
           A continuación expondré lo que el diccionario Strong nos dice sobre Nefesh:
 
 
H5315
 
נֶפֶשׁ
 
néfesh
 
de H5314; propiamente criatura que respira, i.e. animal de (abst.) vitalidad; usado muy ampliamente en sentido lit., acomodado o figurativamente (corporal o ment.):-aliento, alma, anhelar, animal, ánimo, antojo, apetito, cadáver, contentamiento, corazón, cordial, cuerpo, dejar, deseo, esclavo, estómago, gusto, hombre, interior, íntimo, lujuria, matar, mente, muerte, muerto, persona, querer, ser, vida, voluntad.
 
           
 
           Es importante hacer la aclaración, que aunque cuando en una Biblia en español veamos las palabras espíritu o alma, son traducciones de las palabras hebreas Nefesh, Ruaj o Neshamá, estás tres palabras hebreas en el texto bíblico no siempre se refieren al alma, a ese elemento espiritual que conforma y da vida al ser humano.  Por ejemplo.
 
 
Gen 12:13  Ahora,  pues,  di que eres mi hermana,  para que me vaya bien por causa tuya,  y viva mi alma (nefesh) por causa de ti.
 
 
Vemos como aquí en Génesis 12:13, la versión Reina Valera ha traducido Nefesh como alma, pero vemos en otro pasaje es traducido como animal.
 
 
Lev 11:46  Esta es la ley acerca de las bestias,  y las aves,  y todo ser viviente (Nefesh) que se mueve en las aguas,  y todo animal (Nefesh) que se arrastra sobre la tierra,
 
 
           Y en otro pasaje es traducido como muerto.
 
 
Lev 21:1  YHWH dijo a Moisés:  Habla a los sacerdotes hijos de Aarón,  y diles que no se contaminen por un muerto (nefesh) en sus pueblos.
 
 
           Esto es solo a manera de ejemplo, porque sería muy largo ver todas las opciones, nefesh es usado solo en los primeros cinco libros de la Biblia, llamada Ley de Moisés, más de 175 veces, Ruaj más de 30 veces y Neshamá que es la más específica para alma, solo 3 veces.
 
 
EN RESUMEN:
 
 
(1)          En español y en un plano de interpretación puramente literal, alma y espíritu son sinónimos, y se refieren al elemento de orden espiritual que conforma y da vida al ser humano.
 
(2)          No existe en el texto estudiado, razón alguna para creer en una tercera parte que conforma al ser humano, como muchos creen.
 
 
Por otro lado, a un nivel de interpretación más profundo que sobrepasa el literal, estas tres palabras hebreas Nefesh, Ruaj y Neshamá, que son utilizadas por el texto bíblico para designar al alma, sí tienen un significado muy especial del porqué son usadas en cada uno de los casos.
 
 
Y esto es porqué en la teología hebrea antigua, estas tres palabras hebreas en un nivel literal son sinónimas, a un nivel profundo de interpretación no lo son, cada una de ellas designa una parte del alma, de ese único elemento de orden espiritual que conforma y da vida al ser humano.
 
 
Salmo 146:1  Alaba,  oh alma (nefesh) mía,  a YHWH.
 
 
           Existe una razón por la cual aquí es usada la palabra Nefesh y no Neshama ni Ruaj, para designar al alma, pero esto solo puede ser comprendido cuando profundizamos en el tema.
 
 
 
LA COMPOSICION DEL ALMA
 
 
RESUMEN:
 
           Hasta aquí hemos aprendido que el ser humano según la Biblia, está compuesto únicamente de dos elementos, uno espiritual (el alma) y otro material que conocemos como cuerpo.  
 
 
Que las tres palabras hebreas usadas en la Biblia para designar a esa única parte espiritual que hemos llamado alma son: Nefesh, Ruaj y Neshamá.  Estas tres palabras aunque han sido traducidas al español como alma, espíritu, cuerpo y aliento de vida, en un nivel literal de interpretación se refieren al mismo elemento espiritual que vivifica al cuerpo, pero en un nivel más profundo de interpretación se refiere a la composición del alma, como por ejemplo Jacob e Israel.
 
 
Salmo 14:7   ¡Oh,  que de Sion saliera la salvación de Israel!  Cuando YHWH hiciere volver a los cautivos de su pueblo,  Se gozará Jacob,  y se alegrará Israel.
 
 
           En un nivel literal de interpretación Jacob e Israel son la misma persona, pero en un nivel más profundo de interpretación, cada uno de estos nombres se refiere a un grupo distinto de tribus, luego que el pueblo de Israel se dividió en dos, la Casa de Israel compuesta de 10 tribus, llamados israelitas y la  Casa de Judá compuesta de dos tribus, llamados judíos, en este verso de Salmos, Elohim habla de la restauración de estas dos casas.  De esa misma manera, Nefesh, Ruaj y Neshama en un nivel literal, ser refieren a lo mismo, al alma, pero en un nivel profundo se refieren a partes que componen a la misma.
 
 
VEAMOS COMO ES ESTO
 
 
           El Génesis utiliza tres verbos para referirse a la creación del hombre:
 
 
Gen 1:26  Entonces dijo Elohim:  Hagamos al hombre a nuestra imagen,  conforme a nuestra semejanza;  y señoree en los peces del mar,  en las aves de los cielos,  en las bestias,  en toda la tierra,  y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.
 
Gen 1:27  Y creó Elohim al hombre a su imagen,  a imagen de Elohim lo creó;  varón y hembra los creó.
 
 
Gen 2:7 Entonces YHWH Elohim formó al hombre del polvo de la tierra,  y sopló en su nariz aliento de vida,  y fue el hombre un ser viviente.
 
         
ESPAÑOL          HEBREO
            
Hacer                Asiá
            
Crear                Bará
            
Formar             Yatzar
       
 
           De aquí es donde se desprende la base para entender que el alma tiene tres partes básicas dentro de su estructura, NO nos estamos refiriendo a tres partes que conforman al ser humano, sino a partes que están dentro de la estructura de esa parte espiritual que vivifica al ser humano, la que llamamos alma.
 
 
           Hemos visto los verbos en orden en que aparecen en la Biblia, pero el profeta Isaías pone estos tres verbos en orden, veamos:
 
 
Isa 43:7  todos los llamados de mi nombre;  para gloria mía los he creado (1),  los formé (2) y los hice (3).
 
 
           Cada uno de estos tres verbos corresponde a una parte de la estructura del alma, a las cuales la Biblia designa con las palabras hebreas Nefesh, Ruaj y Neshamá.  
 
 
Y el orden en que están expresadas en Isaías es un orden descendente, cuando decimos descendente queremos decir de lo más sublime a lo menos sublime, ya que estas partes no son como la partes de un carro, que se pueden desprender del carro mismo, de ninguna manera eso es así,  nos estamos refiriendo a un elemento totalmente espiritual, estas partes son grados de atenuación del alma, de lo más sublime a lo menos sublime hasta que lo menos sublime tiene contacto con lo material para vivificarlo.
 
 
Ahora presentaremos un cuadro con todo lo aprendido hasta aquí.
 
 
         
Verbo                   HEBREO               PARTES   DEL ALMA                   NIVEL                   
            
Crear                     Bará                       Neshamá                                   Lo más sublime        
Formar                   Yatzar                    Ruaj                                                                         
Hacer                     Asiá                       Nefesh                                      Lo menos sublime     
       
 
           Ahora bien, cada una de estas partes que conforman el alma, Nefesh, Ruaj y Neshamá, tienen una función en el alma que corresponde al grado de atenuación que ellos mismos son del alma, de lo más sublime a lo menos sublime.
 
 
           NESHAMA, es la parte más sublime del alma, en ella se encuentra el intelecto y la voluntad, la capacidad de comprensión, su función es interconectarse con lo más sublime del mundo espiritual y manifestarlo en el mundo material, por medio de la degradación del alma, hasta llegar al mundo material.  La  Neshamá reposa en el cerebro.
 
 
           Por eso dice el Proverbio:
 
 
Pro 20:27  Lámpara de YHWH es el espíritu (Neshamá) del hombre…
 
 
           RUAJ, es el segundo paso de atenuación del alma, lo segundo más sublime, en ella se encuentra las emociones del hombre, la  Ruaj reposa en el corazón del hombre, y su función es dirigir el mensaje recibido de la  Neshamá hacia el Nefesh.  Es por eso que algunos pasajes de la Biblia relacionan mucho la Ruaj con las emociones.
 
 
Pro 15:13  El corazón alegre hermosea el rostro;  Mas por el dolor del corazón el espíritu (ruaj) se abate.
 
           
 
           NEFESH, es la parte menos sublime del alma, en ella se sitúan los instintos, que son la fuerza motora del cuerpo humano, en esta parte culminan las anteriores, ya que es el Nefesh el encargado de concretizarlas dentro del mundo material, el Nefesh es el elemento del alma que tiene contacto con el cuerpo, en él se concreta todo el poder vivificador del alma para con el cuerpo, el Nefesh se encuentra en la sangre, es por eso que la Biblia dice:
 
 
Lev 17:11  Porque la vida (Nefesh) de la carne en la sangre está,  y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas;  y la misma sangre hará expiación de la persona.
 
Lev 17:12  Por tanto,  he dicho a los hijos de Israel:  Ninguna persona de vosotros comerá sangre,  ni el extranjero que mora entre vosotros comerá sangre.
 
 
           Ahora veremos un diagrama de atenuación del alma:
 
 
 
 
           Ahora para quienes deseen ejercitar lo aprendido hasta aquí, les dejare una tarea que siempre les dejo a mis discípulos, lean en el libro de Éxodo, la historia de la salida del pueblo de Israel de Egipto, hasta que ellos llegan al monte Sinaí a recibir la Ley de Elohim, Sus mandamientos, y analicen en esa narrativa el funcionamiento de estas tres partes del alma, siguiendo la siguiente analogía.
 
 
MOISES, es la  Neshama, el intelecto, la parte más sublime del alma en donde se encuentra la voluntad.
 
 
AARON,  es la Ruaj, las emociones que transmiten el mensaje de la  Neshamá al Nefesh.
 
 
FARAON, es el Nefesh, los instintos, la parte menos sublime del alma.
 
 
           El tema del alma como lo expresamos al inicio de todo este estudio, es muy complejo y profundo, pero con esto estamos seguros que hemos dado respuesta a la pregunta sobre lo que es el alma, de una manera básica y comprensible.  
 
 
           Lo que hemos aprendido es necesario entenderlo bien para poder conocer como funcionamos, como funciona el alma de un malvado a diferencia de un justo. La única manera de que funcionemos bien, es conociendo lo que somos y nuestro diagrama original de funcionamiento.
 
 
           Su Majestad Yeshua dijo que él era la luz del mundo, pero también dijo que nosotros somos la luz del mundo, sabemos que él es el hijo unigénito, pero sabemos que por medio de él podemos ser hechos hijos de Elohim también, la única manera de que esto se cumpla, es que nosotros seamos lo que él es, LA PALABRA DE ELOHIM HECHA CARNE, de lo contrario seremos una MENTIRA, una farsa.
 
 
 
R. Yehuda ben Israel
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal