El Señor del Sábado - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Señor del Sábado

Estudios > Mashiaj
Estudios sobre el Mesías                                                       Estudios

El Señor del Sábado

 
En este estudio explicaremos esta  famosa expresión dicha por SM Yeshua, una de las tantas expresiones de él poco entendidas en la actualidad por la falta del conocimiento sobre la religión fariseo análisis correcto de las escrituras y la falta de de ese tiempo, religión que fue contra la que SM Yeshua y sus discípulos pelearon.
 
 
           Para entender lo que SM Yeshua quiso decir cuando dijo “Yo soy el Señor del Sábado”, es necesario analizar el contexto en que lo dijo, ¿de qué estaba hablando él? ¿Porqué lo dijo?  ¿a qué se refería?.
 
 
           Vemos el texto completo:
 
 
Por aquel tiempo SM Yeshua pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer.
 
Y cuando lo vieron los fariseos, le dijeron: Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.
 
Pero Él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
 
cómo entró en la casa de Elohim y comieron los panes consagrados, que no les era lícito comer, ni a él ni a los que estaban con él, sino sólo a los sacerdotes?
 
¿O no habéis leído en la Torá, que en los días de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo y están sin culpa?
 
Pues os digo que algo mayor que el templo está aquí.
 
Pero si hubierais sabido lo que esto significa: "MISERICORDIA QUIERO Y NO SACRIFICIO", no hubierais condenado a los inocentes.
 
Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.
 
 
Mateo 12:1-7
 
 
           Como vemos la expresión que es la razón de nuestro estudio se encuentra al final de toda una respuesta de SM Yeshua, respuesta a un cuestionamiento fariseo, por eso es necesario analizar todo el evento para poder entender porque él dijo eso.
 
 
Por aquel tiempo SM Yeshua pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer.
 
Y cuando lo vieron los fariseos, le dijeron: Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.
 
 
           El texto nos dice que era un día de reposo, era un Sábado (Shabat), y los discípulos de SM Yeshua cortaban espigas (de trigo) para comer, los fariseos se aproximaron y le preguntaron porque ellos (los discípulos) hacían lo que no era permitido hacer en el día de reposo.
 
 
           La primera pregunta que debemos hacernos es: ¿era realmente una actividad prohibida por la Torá de Elohim?, la repuesta es si.  Veamos lo que dice la Torá:
 
 
Y sucedió que en el sexto día recogieron doble porción de alimento, dos gomeres para cada uno. Y cuando todos los jefes de la congregación vinieron y se lo hicieron saber a Moisés,
 
él les respondió: Esto es lo que ha dicho el SEÑOR: "Mañana es día de reposo, día de reposo consagrado al SEÑOR. Coced lo que habéis de cocer y hervid lo que habéis de hervir, y todo lo que sobre guardadlo para mañana."
 
Y lo guardaron hasta la mañana como Moisés había mandado, y no se pudrió ni hubo en él gusano alguno.
 
Y Moisés dijo: Comedlo hoy, porque hoy es día de reposo para el SEÑOR; hoy no lo hallaréis en el campo.
 
Seis días lo recogeréis, pero el séptimo día, día de reposo, no habrá nada.
 
Y sucedió que el séptimo día, algunos del pueblo salieron a recoger, pero no encontraron nada.
 
Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo os negaréis a guardar mis mandamientos y mis Toráes?
 
Mirad que el SEÑOR os ha dado el día de reposo; por eso el sexto día os da pan para dos días. Quédese cada uno en su lugar, y que nadie salga de su lugar el séptimo día.
 
Y el pueblo reposó el séptimo día.
 
 
Exodo 16:22-30
 
 
           Explícitamente la Torá de Elohim deja claro que el hombre no debe buscar su alimento en el día Sábado, sino que en el sexto día debe preparar su alimento para ese mismo sexto día y para el día Sábado, así el día Sábado no necesitará buscar su alimento ni cocinarlo y podrá descansar tal y como la Torá de Elohim lo establece.  Y es más, cuando hubo hombres que buscaron su alimento en el día de Reposo, Elohim le dijo a Moisés: “¿Hasta cuándo os negaréis a guardar mis mandamientos y mis Leyes?.
 
 
           Por lo tanto los fariseos estaban en lo correcto al cuestionar la labor que los discípulos estaban haciendo, más cuando ellos mismos eran capaces de aguantar hambre (como algunos judíos ortodoxos de hoy en día) para no buscar comida en el día de Sábado, tal y como lo establece la Torá de Elohim, lo extraordinario para los fariseos era que un rabino tan respetado en Israel no reprendiera a sus discípulos por semejante acto.
 
 
           Pero la respuesta de SM Yeshua aclara su posición (Halajá) ante tal asunto, veamos:
 
 
Pero Él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre, cómo entró en la casa de Elohim y comieron los panes consagrados, que no les era lícito comer, ni a él ni a los que estaban con él, sino sólo a los sacerdotes?
 
 
           El estaba poniendo un caso bíblico para ilustrar su posición, posición que de no entenderla, mal interpretaremos sus palabras.  El está citando lo narrado en el capítulo 21 del primer libro de Samuel, en donde realmente tal y como el mismo SM Yeshua lo expresó, David y su gente comió de un pan que era prohibido para cualquier persona ajeno al sacerdocio, transgrediendo así la letra misma de la Torá, para efecto de mayor comprensión de la posición de SM Yeshua y del porqué citó este pasaje histórico es necesario analizarlo nosotros también.
 
 
Ahora pues, ¿qué tienes a mano? Dame cinco panes, o lo que tengas.
 
Respondió el sacerdote a David, y dijo: No hay pan común a mano, pero hay pan consagrado; siempre que los jóvenes se hayan abstenido de mujer.
 
Y David respondió al sacerdote, y le dijo: Ciertamente las mujeres nos han sido vedadas; como anteriormente, cuando he salido en campaña, los cuerpos de los jóvenes se han mantenido puros, aunque haya sido un viaje profano; ¿cuánto más puros estarán sus cuerpos hoy?
 
Entonces el sacerdote le dio pan consagrado; porque allí no había otro pan, sino el pan de la Presencia que había sido quitado de delante del SEÑOR para colocar pan caliente en su lugar al ser retirado.
 
 
1ero de Samuel 21:3-6
 
           
 
           Pero también nos es necesario revisar el pasaje de la Torá de Elohim que prohíbe que un extraño al sacerdocio lo coma:
 
 
Tomarás flor de harina y con ella cocerás doce tortas; en cada torta habrá dos décimas de efa.
 
Y las colocarás en dos hileras, seis en cada hilera, sobre la mesa de oro puro delante del SEÑOR.
 
Y en cada hilera pondrás incienso puro, para que sea porción memorial del pan, una ofrenda encendida para el SEÑOR.
 
Cada día de reposo, continuamente, se pondrá en orden delante del SEÑOR; es un pacto eterno para los hijos de Israel.
 
Y será para Aarón y para sus hijos, y lo comerán en un lugar santo; porque lo tendrá como cosa muy sagrada de las ofrendas encendidas para el SEÑOR, por derecho perpetuo.
 
 
Vayikra 24:5-9
 
 
           ¡Porqué solo los sacerdotes los podían comer? Veamos otro pasaje para entender esto.
 
 
"Ningún varón de los descendientes de Aarón que sea leproso, o que tenga flujo, podrá comer de las cosas sagradas hasta que sea limpio. Y si alguno toca alguna cosa contaminada por un cadáver, o si un hombre tiene una emisión seminal,
 
si alguno toca ciertos animales por los cuales se pueda contaminar, o a cualquier hombre que lo contamine, cualquiera que sea su inmundicia,
 
la persona que toque a cualquiera de éstos quedará inmunda hasta el atardecer; no comerá de las cosas sagradas a menos que haya lavado su cuerpo con agua.
 
"Cuando el sol se ponga quedará limpio, y después comerá de las cosas sagradas, porque son su alimento.
 
 
Vayikra 22:4-7
 
 
La respuesta la encontramos en este último versículo, y es por el nivel de pureza que mantiene un sacerdote, la pureza es necesaria para poder comer de los panes consagrados a Elohim, por eso la Torá estableció que solo los sacerdotes podían comer de los panes, y solo cuando éstos mismos no estén en estado de impureza.  Así que para un ajeno al sacerdocio estaba totalmente prohibido.
 
 
"Ningún extraño comerá cosa sagrada; ni huésped del sacerdote, ni jornalero comerán cosa sagrada.
 
 
Vayikra 22:10
 
 
Hasta aquí podemos evidenciar los dos aspectos de la Torá, la letra del mandamiento y su espíritu.
 
 
     
  1. La letra del mandamiento dice que nadie ajeno al sacerdote      puede comer de lo consagrado a Elohim.
  2.  
  3. El espíritu del mandamiento es que nadie en estado      de impureza puede comer de lo consagrado a Elohim.
 
 
 
La letra de la Torá tiene una intención, un objetivo, una razón de ser que es primordial cumplir, aunque hay oportunidades en donde se tendrá que quebrantar la letra de la Torá para lograr el cumplimiento de su espíritu, pero nunca se podrá quebrantar el espíritu de la Torá, porque perdería la razón de ser del mandamiento.
 
 
Para los que no están familiarizados con estos términos me permitiré poner un ejemplo, el ejemplo es la muy conocida indemnización que un trabajador recibe al ser este despedido de su trabajo, ¿porqué esta ley?, en otras palabras ¿cuál es el espíritu de esta ley?, bueno el espíritu de esta ley es proteger al trabajador que es despedido, para que no se quede de un momento a otro sin trabajo y sin dinero, por eso cuando el empleador lo despide tiene que proveerle cierta cantidad de dinero para que el empleado pueda sustentarse en lo que consigue otro trabajo.  Algunos empleadores en consideración al empleado que se retira voluntariamente de su trabajo por razones personales, lo indemnizan aunque ellos no lo estén despidiendo, cumpliendo de esa manera con el espíritu de la Torá aunque no con la letra de la misma, porque ellos no lo están despidiendo.
 
 
También hay algunos empleados mal intencionados, que aunque ellos ya tengan otro empleo al que quieren irse, coaccionan al empleador para que los despida y así ser indemnizados, de esa manera se cumple con la letra de la ley, pero se viola su espíritu, su razón de ser.
 
 
En el caso del Rey David citado por SM Yeshua, es necesario conocer estos términos legales para poder comprender porque los citó y entonces conocer la posición de SM Yeshua al responder.
 
 
El sacerdote se encuentra en una situación en donde su Rey, el Rey David le pide alimento para él y sus hombres, los cuales pueden morir si no comen, eso es un mandamiento de la Torá hacerlo, ayudar al necesitado, el amar al prójimo, por el otro lado para cumplir con este mandamiento era necesario quebrantar otro, el darle a un no sacerdote el pan que es solo para sacerdotes, esta situación en donde si guardo un mandamiento quebranto otro, es una situación en donde se requiere mucha sabiduría para tomar una decisión, porque si guardo un mandamiento quebranto otro, en estos casos el pueblo de Israel aplica lo llamado Kalva omer, en donde se guarda el mandamiento de mayor peso, o sea el más importante aunque para eso sea necesario quebrantar otro de menor importancia.
 
 
En el caso del sacerdote ante el Rey David, el aplicó esta norma hebrea, era más importante salvar las vidas de estos hombres, que  comer un pan prohibido, más sin embargo el sacerdote aunque quebrantó la letra de la ley al dar un pan prohibido a un ajeno al sacerdocio, guardó el espíritu de ese mandamiento, y este era que nadie impuro lo comiera, por eso dice el texto:
 
 
Respondió el sacerdote a David, y dijo: No hay pan común a mano, pero hay pan consagrado; siempre que los jóvenes se hayan abstenido de mujer.
 
Y David respondió al sacerdote, y le dijo: Ciertamente las mujeres nos han sido vedadas; como anteriormente, cuando he salido en campaña, los cuerpos de los jóvenes se han mantenido puros, aunque haya sido un viaje profano; ¿cuánto más puros estarán sus cuerpos hoy?
 
 
           Entonces esto nos dice que la respuesta de SM Yeshua hacia los fariseos era una cuestión de aplicación de la ley, un asunto puramente de cómo se aplica la ley por medio del mandamiento, no si se obedecía o no la Torá, no si había que guardar el Sábado como lo pide la Torá o no, sino que era una posición del porqué ellos habían violado la letra de la Torá por salvaguardar el espíritu de la Torá, por alimentar al hambriento, quienes no habían podido guardar su doble porción de comida el día viernes para no tener necesidad de hacerlo en el Sábado, porque estaban en asuntos de mucha más importancia, los asuntos de SM Yeshua como el Mesías.
 
 
           De lo contrario no hubiera sido necesario citar el pasaje de David sino solo decir que ya no era necesario guardar el día Sábado como la Torá de Elohim lo pide y punto, pero no fue así.  Claro, los fariseos quienes no entendían el espíritu de la Torá no estaban de acuerdo con la aplicación de SM Yeshua, ellos hubieran dejado morir de hambre al hambriento por guardar la letra de la Torá, quebrantando por completo el espíritu de la Torá, su objetivo, su propósito.
 
           Por supuesto que para enseñar este tipo de aplicación es necesaria una autoridad en la Torá de Elohim para legislar, esa autoridad la tenían los fariseos, quienes creían que SM Yeshua quebrantaba el Sábado porque sanaba enfermos, lo cual es totalmente falso, ni en la letra de la Torá ni mucho menos en su espíritu, alguien quebranta el Sábado si sana o ayuda a su prójimo, y contra esa autoridad es la que vino SM Yeshua, contra ese sistema o legislación para la aplicación de la Torá de Elohim, no contra la Torá de Elohim sino contra la manera en que los fariseos la aplicaban, la enseñaban y exigían que todo lo hicieran.  Y eso era lo más duro de aceptar para los líderes religiosos Judíos de esa época y las de hoy en día, aceptar que están equivocados en cuanto su observancia de la Torá de Elohim, y reconocer la máxima autoridad del Rey de Israel, Su Majestad SM Yeshua el Mesías.
 
 
           Veamos el otro ejemplo citado por SM Yeshua:
 
 
¿O no habéis leído en la Torá, que en los días de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo y están sin culpa?
 
 
           Este otro ejemplo está en la misma tónica que el anterior, ¿realmente los sacerdotes profanaban el día de Reposo? La respuesta es afirmativa, ellos hacían labores prohibidas para cualquier hombre en el día de Sábado, pero ellos las hacían dentro del Templo para mantener activo y vivo el Templo, por lo cual era más importante hacer mantener activo el Templo para las ofrendas de Elohim a que los sacerdotes reposaran, y por eso ellos eran sin culpa, al igual que el Rey David y el sacerdote en el caso del pan de la Proposición.
 
 
           Por eso SM Yeshua les dijo:
 
 
Pues os digo que algo mayor que el templo está aquí.
 
 
           Por supuesto que él se refería a sí mismo, el Mesías es mayor y más importante que el Templo mismo,  por eso lo más importante era mantener el ministerio de SM Yeshua activo que el reposo en el día de Sábado, aunque para ello se quebrantara la letra de la Torá, que prohíbe la búsqueda de alimento en el día de Reposo, pero se guardaba el espíritu de la Torá.
 
 
           Eso nos recuerda otro pasaje del Nuevo Testamento, cuando le preguntaron de porqué sus discípulos no ayunaban, veamos:
 
 
Entonces los discípulos de Juan fueron a SM Yeshua y dijeron: --¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos frecuentemente, pero tus discípulos no ayunan?
 
SM Yeshua les dijo: --¿Pueden tener luto los que están de bodas mientras el novio está con ellos? Pero vendrán días cuando el novio les será quitado, y entonces ayunarán.
 
 
Mateo 9:14-15
 
 
           En este pasaje el manifiesta de nuevo la importancia que era su presencia para el pueblo de Israel y el mundo, pero este pasaje también evita que alguien que se crea seguidor de SM Yeshua quiera torcer lo que hasta aquí hemos dicho, creyendo que como SM Yeshua es más importante que el reposo mismo del Sábado, ya no se tenga que observar como la Torá de Elohim lo dice, él mismo dijo que una vez que el se fuera los discípulos regresarían a ayunar, ellos dejaban todo por andar con él, pero una vez no está el, todos regresan a sus labores.  Además el ayuno no es un mandamiento de la Torá de Elohim.
 
 
CUIDADO CON LAS MALAS INTERPRETACIONES
 
 
Cuando SM Yeshua dice: “Pues os digo que algo mayor que el templo está aquí.” O “Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.”  En ningún sentido está queriendo decir que él tiene autoridad para violar la Torá , porque él no lo hizo en ninguna manera, porque eso quisiera decir que él era un pecador, Elohim no lo permita, pensar eso es absurdo, dejaría él de ser EL JUSTO, por medio de quién los hombres pueden ser justificados (hacerse justos).
 
 
Este tipo de interpretaciones son dadas por gente que no tiene la capacidad de analizar las escrituras, y que tienen un total desconocimiento de la Torá de Elohim.   Este tipo de interpretaciones solo pueden ser dadas por una mente no hebrea, a  continuación explicaré porque digo esto.
 
 
En la Torá de Elohim se establece que el Rey de Israel, tiene que escribir dos rollos de la Torá de Elohim, para que uno de ellos siempre acompañe al Rey, de esta manera el Rey nunca se desvíe de la Torá de Elohim, porque aunque él era Rey eso no quería decir nunca que él estaba sobre la Torá, en la mente de Israel la autoridad máxima tiene mayor responsabilidad de conducirse según la Torá de Elohim para poder no solo legislar sino dirigir al pueblo según la misma Torá, a la cual él también está sujeto y con mayor responsabilidad por su liderazgo, así que SM Yeshua dijera que él era el Señor del Sábado, eso no quiere decir en ninguna manera que el tiene autoridad para violarlo, sino todo lo contrario.  Y esa autoridad le valía para legislar como guardarlo, que ese era el caso que se estaba tratando.
 
 
Pero en la mente occidental, en donde impera la mentalidad griega, las autoridades de una nación están por sobre la Torá misma, por eso hay tanta corrupción, porque no solo los líderes no respetan las leyes, sino también todos sus amigos, que por ser amigos del líder están absueltos de la ley.   Por eso es comprensible que alguien interprete que por ser SM Yeshua el Señor de Sábado, no solo SM Yeshua no tenía porque observarlo sino también todos los que son sus seguidores, este tipo de interpretaciones más pareciera ser sacadas de los comentarios bíblicos de Alí ba Bá y sus cuarenta ladrones (es una broma).
 
 
R. Yehuda ben Israel
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal