El hilo rojo - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El hilo rojo

Estudios > Kabala
Regresar:       Kabaláh            Estudios

El hilo rojo
Una espiritualidad pasiva

 
La espiritualidad pasiva es limitada y dependiente
Como espiritualidad pasiva se entiende todo aquello que hace que el hombre dependa de algo externo para lograr algo y ese algo que se logre no tiene nada que ver con la mejora del hombre como persona o ser espiritual.
Por ejemplo, si una persona quiere bajar de peso y para ello toma la opción de tomar una pastilla, esa persona depende de la pastilla para lograr su objetivo, sin desarrollar una fuerza de voluntad, un dominio propio ni alguna otra característica almática que lo haga una mejor persona, espiritualmente hablando ella sigue siendo lo mismo, y el alcance de su objetivo es dependiente del poder de la pastilla, si la pastilla falla, ella también falla en alcanzar su objetivo.
El ser espiritual
La limitante de estos sistemas de espiritualidad es precisamente, su incapacidad de poder generar algún cambio en las personas que la practican. La cabalá tiene como único tema “el ser espiritual”, lo que el hombre es, lo que debe ser y la instrucción de cómo llegar a serlo, las obras y actos que el hombre haga solo manifiestan lo que es.
Toda práctica de una espiritualidad pasiva que limita al hombre y lo hace dependiente, es contraria a la sabiduría espiritual hebrea, conocida como cabalá, la sabiduría de la cabalá confronta al hombre con la necesidad de regresar a su origen y fusionarse con el Ein Sof (Luz Infinita), manifestación infinita del Kadosh Baruj Hu, dicha fusión lleva al hombre a cambios continuos en su ser, que lo liberan de sus limitantes y lo llevan a lo infinito, las limitantes del hombre terminan cuando sus correcciones terminen.
Mal de ojo
A lo largo de los exilios que el pueblo de Israel ha experimentado, ha asimilado creencias ajenas a la Torá y a la sabiduría espiritual del pueblo hebreo, creencias ajenas que no solo le son contrarias a la Torá y cabalá sino que limitan y esclavizan a todos aquellos que la practican.  Las fuerzas de las tinieblas no existen, las tinieblas sólo son la atenuación de la Luz. El propósito de la cabalá no es el de armar al hombre para una batalla contra lo que no existe, sino el de ser él mismo Luz en este mundo, que continuamente se purifique para que sea cada día más intensa y sublime.  Porque al encenderse la Luz, las tinieblas se van.
Pro 20:27  Lámpara de YHWH es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón.
Idolatría
El doctor y cabalista Michael Latiman llama al uso del hilo rojo para guardarse del mal de ojo, un acto de idolatría, otros lo tildan de brujería o hechicería, todo esto es debido a que al utilizarlo, la persona hace lo siguiente:
  • Su confianza está puesta en un elemento material, un elemento que cualquier persona puede hacerlo, y en el poder que este elemento pueda tener.
  • Con un acto físico las personas buscan un efecto espiritual que los haga estar bien, sin necesariamente llevar una vida del agrado del Eterno, el acto físico es válido para cualquier hombre, sin importar su estado espiritual.
Sea una espiritualidad pasiva o una seudo-espiritualidad, sea idolatría o brujería, el acto de usar un hilo rojo para guardase de las influencias negativas del mal de ojo, no tiene que ver nada con la Torá ni con la cabalá, cuyo objetivo primordial es la restauración del hombre como ser de origen Divino, restauración que lleva consigo una purificación y elevación espiritual, con todos los beneficios que una elevación espiritual conlleva, incluyendo la protección.
Sal 34:7  El ángel de YHWH acampa alrededor de los que le temen,  Y los defiende.
La confianza que la Torá y cabalá nos enseña, es una confianza absoluta y única en el Kadosh Baruj Hu, basada en la relación que el hombre pueda tener con El, por medio de la rectificación y purificación de hombre como vasija.
Sal 91:9  Porque has puesto a YHWH,  que es mi esperanza,  Al Altísimo por tu habitación,
Sal 91:10  No te sobrevendrá mal,  Ni plaga tocará tu morada.
Sal 91:11  Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,  Que te guarden en todos tus caminos.
Sal 91:12  En las manos te llevarán,  Para que tu pie no tropiece en piedra.
Sal 91:13  Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Sal 91:14  Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;  Le pondré en alto,  por cuanto ha conocido mi nombre.
Sal 91:15  Me invocará,  y yo le responderé;  Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.
Sal 91:16  Lo saciaré de larga vida,  Y le mostraré mi salvación.
R. Yehuda ben Ysrael
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt
Regreso al contenido | Regreso al menu principal