El estanque de Siloé - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El estanque de Siloé

Fiestas > Sukot

El Estanque de Siloé

 
Cada festividad de la Torá así como tiene mandamientos propios, tiene una ruaj (espíritu) a la que esos mandamientos nos dirigen como objetivo; además de esto cada festividad tiene un cumplimiento profético, ya que cada una de ellas son en palabras del Rabí Shaul “sombra de lo que ha de venir”, por eso en cada una de ellas podemos gozar en el presente, lo que se vivirá en el futuro en ese evento profético a la que cada una de ellas apunta.
           En este estudio yo quiero hacer énfasis especial en la ruaj (espíritu) de la festividad que cada uno de nosotros debe alcanzar en cada celebración anual, para edificación del alma y para el crecimiento constante de nosotros como miembros de una nación que ha sido llamada a la santidad y a ejercer un sacerdocio para el Eterno, especialmente en la festividad de Sukot, que es la penúltima de las festividades anuales, luego de Sukot y Shminí Atzeret nos encontraremos con 6 meses en los cuales no celebraremos ninguna festividad de la Torá, de las enumeradas por el Eterno en Vayikrá 23.
           La ruaj de las festividades en el ciclo anual es de la siguiente manera:
·         En Hag Hamatzot somos liberados, mejor dicho alcanzamos libertad.
·         En Shabuot se nos da algo que solo podemos recibir por la libertad alcanzada en Hag Hamatzot.
·         En Yom Terúa somos juzgados por lo que hicimos con nuestra libertad y lo que se nos dio en Shabuot.
·         En Yom Kipur afligimos nuestras almas para alcanzar el perdón Divino como pueblo, ya que si llegamos a Yom Kipur es que como pueblo no fuimos una vasija apropiada y pura para recibir a Su Majestad Mashiaj en su segunda venida para reinar sobre nosotros su pueblo en Yom Terúa.
·         Ahora en Sukot, si ya hemos alcanzado el perdón Divino  ¿cuál es su ruaj? ¿qué nos toca experimentar o que ruaj debemos alcanzar para afrontar los 6 meses sin festividades que se aproximan? ¿cuál es el siguiente paso en Sukot?
INICIEMOS RECAUDANDO INFORMACIÓN
En el Talmud, tratado Sukot, se nos habla de una ceremonia que se realizaba en la ciudad de Yerushalaim (Jerusalén), específicamente en la festividad de Sukot.  Esta ceremonia es llamada “Nisui Hamaím” que quiere decir “el verter de las aguas”.
En esta ceremonia los levitas con una vasija de oro tomaban agua del Estanque de Siloé y la llevaban al Templo para verterla sobre el altar.  Esta ceremonia estaba rodeada de mucha alegría y festejos que involucraba a toda la ciudad y sus habitantes, creando por así decirlo una festividad dentro de la festividad de Sukot, esta festividad la llamaban “Simjat bel Hashoeva” que quiere decir “la alegría de la ofrenda de las aguas”,  Música, cantos y danzas eran el común denominador en las calles de Yerushalaím, todo esto alrededor de la ceremonia llamada Nisui Hamaím, el verter de las aguas.
Desde la salida de los levitas del Templo hacia el Estanque de Siloé y su regreso con la vasija de oro llena de agua del Estanque para ser vertida sobre el altar, era un recorrido espectacular, los habitantes de la ciudad acompañaban a los levitas en su recorrido, haciendo de él un desfile lleno de música, cantos y danza, en donde participaban todos los estratos sociales del pueblo en Yerushalaím, especialmente los sabios y profetas que en ese día cantaban y danzaban juntamente con todo el pueblo, todos unidos por una misma alegría, la alegría de la ofrenda de las aguas, “simjat bel hashoeva”.  Según la tradición en una festividad de “Simjat bel hashoeva” el profeta Yoná recibió la ruaj (el espíritu) de profecía.
A un lado podemos ver la parte sur de un mapa de Yerushalaim del primer siglo, la parte superior corresponde a la parte norte, en donde está la letra “A” es el Monte Moría, sobre el cual estaba edificado el Templo y ahora está el Domo de la Roca, la parte amarilla representa la parte interior del muro que rodeaba la ciudad.  En la parte baja del mapa podemos apreciar la letra “E”, ese rectángulo es la ubicación del Estanque de Siloé, el recorrido del que hablamos arriba es desde el Templo “A” hasta este punto “E”, esta parte de la ciudad en donde está el Estanque, es la conocida como Ciudad de David, porque esa parte era la ciudad que conquistó David, y de allí la ciudad se fue extendiendo hasta que en al primer siglo de la Era Común llegó a ser toda la parte de color amarillo.
En la parte izquierda inferior amarilla del mapa, es el Monte Tzión, en el Estanque de Siloé se recaudaba agua que provenía de una fuente de aguas naturales que estaba en la parte exterior del muro, esta fuente se llama Guihón, también llamado como “Fuente de la Virgen” señalada en el mapa con el numeral “13”, El rey Jisquiyá (Ezequías) construyó un acueducto para meter las aguas de la fuente Guihón a la ciudad (2 Crónicas 32:30), ese acueducto está señalado en el mapa con el número “14”.  De esa manera en tiempo de guerra, el pueblo podría permanecer dentro de sus murallas con suficiente abastecimiento de agua para todo el pueblo, el tiempo que la guerra durara.
Esta fuente de Guihón o Fuente de la Virgen tiene una connotación histórica y espiritual muy importante, ya que al parecer en ese lugar se ungía a los reyes de Israel, como se hizó con el rey Salomón;
“Y el rey David dijo:  Llamadme al sacerdote Sadoc,  al profeta Natán,  y a Benaía hijo de Joiada.  Y ellos entraron a la presencia del rey. Y el rey les dijo:  Tomad con vosotros los siervos de vuestro señor,  y montad a Salomón mi hijo en mi mula,  y llevadlo a Gihón; y allí lo ungirán el sacerdote Sadoc y el profeta Natán como rey sobre Israel,  y tocaréis trompeta,  diciendo: ¡Viva el rey Salomón!
                                                                                                         I Reyes 1:32-34
           
Tan especial eran esas aguas de Guihón para el pueblo, que se creía que tenían propiedades no sólo curativas sino altamente espirituales, estamos hablando de propiedades Divinas (Juan 9:6-11), y el Estanque de Siloé era donde se recaudaban esas aguas dentro de la ciudad amurallada de Yerushalaim.
Esta es una foto del Estanque de Siloé, tomada de la maqueta de Yerushalaím del primer siglo a escala 1:50, esta maqueta se encuentra en las afueras del Museo del Libro, en Yerushalaim.
Para el pueblo de Israel éstas aguas que se sacaban del Estanque de Siloé eran tan especiales que hasta eran conocidas como “aguas de Salvación”,  tanto así que el profeta Isaías se refiere a ellas como símbolo de la salvación del Eterno, él lo expresó de la siguiente manera:
“ Por cuanto desechó este pueblo las aguas de Siloé,  que corren mansamente,  y se regocijó con Rezín y con el hijo de Remalías;   he aquí, por tanto,  que el Señor hace subir sobre ellos aguas de ríos, impetuosas y muchas,  esto es,  al rey de Asiria con todo su poder;  el cual subirá sobre todos sus ríos,  y pasará sobre todas sus riberas;  y pasando hasta Judá,  inundará y pasará adelante,  y llegará hasta la garganta;  y extendiendo sus alas,  llenará la anchura de tu tierra,  oh Emanuel.”
                                                                                                                     Isaías 8:6-8
CONCLUYENDO
           La creencia del pueblo de Israel, es que en la festividad de Sukot desciende la Ruaj del Eterno (espíritu del Santo), la cual puede ahora morar en Su pueblo, luego de que el pueblo ha sido juzgado en Yom Terúa y ha sido perdonado en Yom Kipur, esto es el haber completado un proceso de purificación, es entonces que el pueblo se ha limpiado como vasija y está listo para recibir una Ruaj que antes no podía recibir. Todo esto está expresado en la ceremonia Nisui Hamaím, donde el agua alegóricamente representa a la ruaj (espíritu), ya que el agua llena todo espacio y lo vivifica al igual que la ruaj, y así como el agua desciende siempre hasta los niveles más bajos, la Ruaj también tiene como propósito llenar los niveles más inferiores de existencia, solo que para eso el hombre tiene que hacerle espacio por medio de la purificación y la santidad.
           Es de suma importancia el hacer ver que los sabios del pueblo de Israel que instituyeron la ceremonia Nisui Hamaím, definitivamente la elaboraron de tal manera que expresara su fe, o su creencia para Sukot y de una manera didáctica la expresaron al pueblo por medio de dicha ceremonia.  En esa ceremonia se toma agua del Estanque de Siloé, o sea de las aguas de la salvación (como se les conocía), las cuales venían de Guijón o “fuente de la virgen” que era el lugar escogido para ungir a los reyes de Israel. Estas aguas eran llevadas al altar de bronce en el patio del Templo, esto señala un sacrificio, pero el hecho de que estas aguas no llegaran más allá del patio, o sea que nunca entraban al lugar santo (kadosh) o el lugar Santísimo (kadosh Hakadoshim) como todo lo que era sacrificado en el Templo, nos habla de un sacrificio exterior.
¿TENDRA QUE VER ESTO CON EL MESÍAS?
           Por supuesto que sí, yo sé que ustedes ya lo vieron, lo que los sabios nos dejaron codificado en la ceremonia “Nisui Hamaím” es la venida de un espíritu salvador que ellos entendían que vendría en una festividad de Sukot, espíritu que tendría que ser sacrificado para tal efecto, por eso se lleva el agua al altar del Templo, tal y como se esperaba que Mashiaj como siervo sufriente tenía que ser sacrificado por el pecado del pueblo (Isaías 54:10), y este espíritu salvador vendrá al igual que las aguas del Estanque de Siloé, de una virgen, ya que la fuente Guihón de donde se alimenta de agua el Estanque de Siloé es conocido como “la fuente de la virgen”, como lo dejo escrito también codificado el profeta Isaías con la palabra hebrea “almá” en Isaías 7:14. Definitivamente habla del Mashiaj, el Rey de Israel, eso también lo vemos con el hecho histórico que en esa fuente se ungían a los reyes de Israel.
           Y no solo eso, es un hecho importante que la tradición del pueblo de Israel mencione que en una fiesta “simjat bel hashoeva”,  el profeta Yoná (Jonás) haya recibido el espíritu de profecía, ya que la misma tradición pero del lado místico, dice que el profeta Yoná es el Mashiaj ben Iosef, por eso Su Majestad Yeshua les dijo que solo se les daría la señal del profeta Yoná, ya que la enseñanza mística del pueblo señala al profeta como el Mashiaj ben Iosef, con esto los sabios hacen una conexión más entre el mensaje de esta festividad y el Mashiaj ben Iosef.
           Por otro lado tampoco es casualidad que el profeta Isaías diga “Por cuanto desechó este pueblo las aguas de Siloé, que corren mansamente…” precisamente dentro de la profecía que anuncia la venida y nacimiento del Mashiaj, y diciendo que su nacimiento sería por medio de una “almá” (Isaías 7:14).
           De esta manera vemos como dentro de la Tradición del pueblo de Israel, se creía o se esperaba el nacimiento del Mashiaj en una festividad de Sukot (tabernáculos) tal y como sucedió, ya que Su Majestad Yeshua nació en una Suka (cabaña), palabra mal traducida por la mente greco-romana como “pesebre”.
           Todo esto quedo expresado en la ceremonia tradicional de Sukot llamada “Nisui Hamaím” que quiere decir “el verter de las aguas”, las aguas de salvación, las aguas del Estanque de Siloé. Es por eso que en el Shabat de la festividad de Sukot, nosotros celebramos y o recordamos el nacimiento y o venida de Su Majestad Yeshua como el Mashiaj ben Iosef, con alegría al igual que antes se hacía en la “simjat bel hashoeva”,  la festividad de la “alegría de la ofrenda de las aguas”.
¿COMO INFLUYE ESTO EN LA RUAJ DE SUKOT?
           En la festividad de Sukot del año 3 AC, la Luz vino a este mundo, una Luz que trajo consigo la salvación no solo del pueblo de Israel sino de todo el mundo, una Luz que bajó hasta lo más profundo de esta creación para iluminarla y habitar en ella, llevando perdón y redención con ella.  
Tal y como la tradición lo dice, en Sukot esa Ruaj es dada para todos aquellos que purificamos nuestras vidas en Yom Kipur, y como ya lo hemos dicho en otros estudios, la Ruaj del Eterno solo puede morar en un corazón alegre, así que la festividad de Sukot que es 7 días de fiesta y alegría, es una festividad apropiada para recibir una grado más sublime de Luz, de la Luz de este mundo, la Luz que da vida a este mundo y lo ilumina como el flash de una cámara fotográfica en la festividad de Sukot, buscando una vasija alegre para llenarla de vida, de salvación, de perdón y de redención.
Una Luz que debemos cuidar y cultivar diligentemente por 6 meses dentro de nuestros corazones, con un caminar por el sendero de la justicia y la santidad,  ya que esa Luz en nuestros corazones será vital para alcanzar nuestra libertad en Hag Hamatzot.  
El Shabat de Sukot es un día para beber de las aguas del Estanque de Siloé, que no haya nadie de nosotros que desprecie beber de su agua, provocando que la ira del Eterno caiga sobre él.
Por otro lado, la Torá nos dice:
Lev 23:42 Siete días moraréis en tabernáculos. Todo natural de Israel morará en tabernáculos,
Lev 23:43 para que vuestras generaciones venideras sepan que en tabernáculos Yo hice morar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo, YHVH vuestro Dios.
           El morar en nuestra suca estos 7 días, nos debe hacer reflexionar sobre el hecho de que es YHWH quien nos sostiene y mantiene con vida, tal y como lo hizo con nuestros padres en el desierto, son siete días para meditar sobre la gracias que como pueblo hemos hallado delante de  sus ojos y entonces fortalecer la gratitud hacia El en nuestro corazón.  Todo esto es algo que se puede alcanzar en estos 7 días, dentro de la suca, en un tiempo y espacio preciso.

Sameaj Sukot!!!
R. Yehuda ben Israel
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal