Comentario Vayakel - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Comentario Vayakel

Parashot > Shmot
Parasha           Sefer Shemot

El Shabat y el Mishkán..

Éxo 35:1 Y convocó Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, y les dijo: Estas son las cosas que YHVH ha ordenado para que se hagan:
Éxo 35:2 Seis días se trabajará, pero el día séptimo será para vosotros santo, shabbat solemne para YHVH; todo el que haga en él alguna obra, ha de morir.
Éxo 35:3 No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas el día del shabbat.
Éxo 35:4 Y habló Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que YHVH ha ordenado, diciendo:
Éxo 35:5 Recoged de entre vosotros una ofrenda para YHVH. Todo aquel de corazón generoso llevará la ofrenda para YHVH: oro, plata y bronce…
Nuestra parashá inicia con dos instrucciones de temas evidentemente distintos para muchos estudiosos, más sin embargo tiene un común denominador, en ambas instrucciones, una ordena el reposo de Shabat y otra ordena llevar ofrenda voluntaria para la edificación del Mishkán, inician con un “Esto es lo que YHWH ha ordenado”, separadas y unidas por esta expresión, como un puente, que al mismo tiempo que une, también separa. ¿Por qué están estos dos tipos de instrucciones juntas? ¿Qué relación hay entre el Shabat y el Mishkán?

EL SHABAT
Si seguimos el principio creativo que enseña,  que el Eterno primero hace la vasija para después llenarla de Él, podremos ver como durante 6 días El hizo una vasija, en seis días la creo y la formó, esa fue su labor, y el séptimo es el día del llenado de la vasija.   De allí que el Shabat sea un día santo y bendecido por El mismo, ¿de qué manera? la única respuesta es, con su presencia, es por eso que la palabra Shabat está relacionada con la palabra shebes que quiere decir habitar, precisamente porque ese día es el día creado para llenar la vasija creada en los primeros 6 días.

Es necesario entender que en cuanto al concepto de descansar y trabajar, entre el Eterno y los hombres es totalmente opuesto.
Para el Eterno trabajar es contraerse, descansar es expandirse.
Para el hombre trabajar es expandirse y descansar es contraerse.

En el día de Shabat, cuando el hombre reposa como el Creador se lo ordenó, el hombre deja de trabajar, entonces se contrae, cesa de producir para abstenerse de hacerlo, entonces se contrae, pero al mismo tiempo el Eterno se expande, porque para El reposar es dejar de contraerse, por el contraerse del hombre lo habilita como vasija, una vasija lista para su llenado, y es en ese día, en el séptimo precisamente cuando esto es posible, porque en ese día el Eterno reposa, o sea que se expande y entonces llena con Su Presencia, las vasijas que con su reposo se disponen como vasijas para su llenado.

Con su reposo en el día de Shabat, el hombre entra en armonía con su creador.  De allí que el número 7 que define al Shabat como el séptimo día de la semana, nos de el mensaje de perfección, un perfección que alcanza su creación cuando es llenada de la presencia y naturaleza de su creador, pero hay un sólo elemento que puede y debe hacer esto posible, el hombre es el responsable de alcanzar ese propósito por medio de su voluntad,  llevar a la creación del Eterno de regreso a Él, o sea disponerla para ser llenada por él y de esa manera completar el ciclo creativo Divino.

EL LLENADO
Mal 3:6 Porque yo YHWH no cambio…
Stg 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto,  del Padre de las luces,  en el cual no hay mudanza,  ni sombra de variación.
De allí que esa naturaleza Divina de no cambio, inmutable e invariable sea la misma del Shabat, un día santificado por Él, precisamente para el llenado de las vasijas con su Presencia, su Naturaleza.

De allí también el hecho que el Shabat como festividad bíblica, tenga su cumplimiento profético en el gran shabat, o milenio, o sea el reino milenario, que es el reino mesiánico, en donde toda la creación llegara a su perfección, para luego regresar perfeccionada a su origen, el Kadosh Baruj Hu.
Así como también el Shemita (semana de años) cada año sabático se convierte en un ensaño que prepara al pueblo para el yobel (año del Jubileo) que es cada 50 años, cuyo número también nos habla del Olam Hava.

Gén 2:7 Entonces YHWH Elohim formó al hombre (Adám)...

Adám es la palabra hebrea que designa al hombre formado por el Eterno, pero en su salida del Gan Edén el hombre tuvo que hacer diversas actividades que no solo es la manera en que se gana su sustento, sino que lo definen dentro de la sociedad en que vive, en el mundo en que vive, fuera del Gan Edén, médico, licenciado, herrero, albañil, ingeniero, maestro, etc, pero cuando ese hombre que es definido por su actividad productiva guarda shabat, entonces su actividad cesa, entonces en ese día su actividad productiva no lo define como al resto de los hombres que están fuera del Gan Edén, entonces retoma la definición que tenía antes de salir del Gran Edén, Adam, una palabra que define al hombre que el ETerno formó, a Su Imagen y Semejanza.

EL MISHKAN
¿Qué tiene que ver el Mishkán con el llenado de la vasija en el Shabat? Mucho, el Mishkán solo es un medio para alcanzar un objetivo, un objetivo que la misma Torá muestra.
Éxo 25:8 Y harán un Santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.
Hemos encontrado el común denominador entre el Shabat y el Mishkán, pues el objetivo del Mishkan es hacer que la Presencia Divina habite en el hombre, en una vasija que fue formada para ser llenada con esa naturaleza Divina.

El Mishkán es una edificación con medidas y materiales muy específicas, cuando la Torá dice que algo debe hacerse de oro, al mismo tiempo dice que no puede ser de plata, cuando dice que algo mide 1 codo, al mismo tiempo dice que no mide 2 codos.  La medida limita y le muestra al hombre su limitante, pero también la medida es una negación, pues no acepta nada más ni nada menos que lo estipulado, entonces al mismo tiempo que le muestra al hombre su limitante, le muestra el camino para alcanzar su objetivo, la negación.

La medida solo es un medio y no un fin, la medida es el medio para alcanzar lo que no tiene medida, lo finito no puede contener lo infinito, pero si puede servir para alcanzarlo, pero solo a través de la negación. El hombre debe entender que su propia existencia como la de toda la creación es efímera delante del Creador, pues fuera de Él nada hay ni nada existe, nuestra existencia es relativa, es dependiente, depende de Su Voluntad, en palabras de mi hija mayor cuando apenas tenía 8 años, somos como un pensamiento en la mente del Creador, de un momento a otro el pensamiento puede dejar de ser.

Solo esa negación por parte del hombre, puede purificar su deseo, entonces estará capacitado para por medio de la medida, llevar al infinito, a lo que no tiene medida, seis días trabajaras y harás toda tu obra, pero el séptimo día reposaras.  La medida es necesaria y útil para alcanzar lo infinito, solo cuando anticipadamente se ah entendido con el corazón, la negación.
Shabat Shalom
 

Shabat Shalom
R. Yehuda ben Ysrael
Comunidad Bet Or
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal