Año Hebreo - Comunidad Israelita Bet Or

Analizando la Toráh
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Año Hebreo

Calendario
 
EL CAMBIO DE AÑO
 EN EL CALENDARIO HEBREO BIBLICO
 
Hoy en día existen diferencias de opinión con respecto al cambio de año hebreo bíblico, tomando de base el cambio de año que el calendario judío efectúa en el mes de Tishri, que es el 7mo mes para los que respetamos el nombre que la Tanaj da a los meses.

Todo esto es derivado del pasaje de la  Torá en donde establece el mes de Aviv como el primero de los meses del año, por eso algunos creen que el cambio de la cuenta de los años debiera ser en el mes de Aviv, que sería el número 1 y no en el mes 7mo. Como lo hace el calendario judío.

En ese pasaje de la Torá, se ordena el siguiente cambio:

Exo 12:1  Habló YHWH a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto,  diciendo:
Exo 12:2  Este mes os será principio de los meses;  para vosotros será éste el primero en los meses del año.

           Esto sería lo normal para todos, que el año iniciara con el mes primero, como todos los calendarios, esto es la lógica del entendimiento del hombre, que todo iniciara con lo primero, pero bíblicamente no es así, permítame explicarme.

          Cuando el pueblo vivía conforme al Shemita (semana de años) por orden Divina, se tenía que contar semanas de 7 años, siendo el séptimo un año sabático, al final de siete semanas de años, que finalizaban con el séptimo año sabático, al finalizar este y antes de iniciar de nuevo la cuenta, estaba el año número 50, llamado “el año del Yobel” (jubileo), un año en donde todo regresaba a su dueño original, un año de redención.

          Al finalizar este año del jubileo, reiniciaba la cuenta del shemita, hasta que nuevamente se llegara al año del Yobel, ahora bien, la Torá deja claro en que mes se realiza esta cuenta de los años.

Lev 25:8  Y contarás siete semanas de años,  siete veces siete años,  de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve años.
Lev 25:9  Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes séptimo a los diez días del mes;  el día de la expiación haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra.
Lev 25:10  Y santificaréis el año cincuenta,  y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores;  ese año os será de yobel,  y volveréis cada uno a vuestra posesión,  y cada cual volverá a su familia.

           Esto nos dice que el año del Yobel iniciaba en el mes séptimo, al finalizar el séptimo año sabático, se celebraba Yom Terúa en el primer día del mes 7mo, luego Yom Kipur el día 10 de ese mismo mes, y al finalizar Yom Kipur se tocaba la trompeta y daba inicio el año del yobel, el año número cincuenta.  Esto es en el mes 7mo, llamado por el judaísmo Tishri.

Esto nos enseña que a pesar de lo dicho por YHWH en Shemot 12:1-2, la cuenta de los años no tuvo cambios, de haber tenido cambios nos enfrentamos dos preguntas difíciles de resolver, estas preguntas son las siguientes:
  1. Si la orden de YHWH expresada en Shemot 12:1-2, se trato realmente de un      cambio en la cuenta de los años, y que a partir de allí el cambio de los      años se efectuaba en el mes de Aviv, ¿Por qué la misma Torá señala el      inicio del año del Yobel en el mes 7 y no en el mes de Aviv?
  2. Si      este cambio se efectuó en el año 2448, ¿quiere decir esto que el cambio      ordenado por la Torá      en Shemot 12:1-2, convirtió ese año en un año de 6 meses, para dar inicio      a una nueva cuenta de los años, quedando esta cuenta de años que se cree      que es desde la creación de Adán, con un año de 6 meses dentro de su      cuenta?
 
¿REALMENTE CUAL FUE EL CAMBIO?
            El cambio realmente solo fue en cuanto a los meses, es decir su importancia dentro de los meses, pero la cuenta de los años siguió sin ningún cambio.
Exo 12:2  Este mes os será principio de los meses;  para vosotros será éste el primero en los meses del año.

           Cuando la Torá nos dice que “…será principio (rosh en hebreo) de los meses,…” se refiere en cuanto a importancia con respecto a los demás meses del año, ese mes no era el más importante del año, el cambio se refirió precisamente a eso, a que ese mes que no sabemos como se le llamaba antes, pasó a ser el mes más importante de los meses, pasó a ser el primer mes del año en cuanto a importancia, pero no en cuanto a su orden dentro de los meses del año, sino solo en importancia.

           Debido a eso es que la cuenta de los años según Vayikrá lo dice, se daba en el mes 7mo, que debido a la orden de YHWH en Shemot 12:2, era el mes 7mo en cuanto a importancia, era el 7mo a partir del mes de Aviv, pero el primero en cuanto a su aparición de la cuenta del año.

           Debido a la orden de YHWH dada en Shemot 12:2, en donde decreta un mes como el mes más importante del año, conocido ahora como Aviv, el resto de los meses del año son nombrados o numerados a partir de ese mes, que se convirtió en el primer mes (en cuanto importancia), porque en ese mes nació el pueblo de Israel como pueblo, cuando YHWH lo liberó de la esclavitud para convertirlo en una nación, pero el orden correlativo de cada mes dentro del año, siguió siendo el mismo.

           Entonces ahora tenemos un calendario hebreo bíblico, que inicia con el mes 7mo y a medio año tiene el mes de Aviv, que es el primer mes, esto lo hace un calendario sin igual, una calendario totalmente diferente al resto de las naciones, en donde el primer mes del año, es el primero en cuanto su aparición en el año, es el que encabeza en orden correlativo el año, pero en el calendario hebreo, el primero en aparecer en el año, en realidad es el mes séptimo.

           Como sabemos que esto es un poco complicado de explicar solo con palabras, nos permitimos ilustrar nuevamente lo sucedido cuando YHWH ordeno un cambio en los meses del año, esto fue en el año 2,448, los israelitas ya tenían una cuenta de años en su calendario, que era a partir de la creación de Adán, ese calendario era que les decía que estaban en el año 2,448.  

Como no tenemos información de cómo se llamaban los meses anteriormente, solamente para ilustrar los llamaremos con numerales según el orden de ellos en el año, el pueblo de Israel se encontraba según su calendario en el año 2448, entonces en el transcurrir de ese año, YHWH les dio la orden de que ese mes que iniciaría pronto, sería el mes más importante del año para ellos, y eso cambiaría el nombre con que designaban ellos los meses del año, pero el día en que el año terminaba quedo intacto, porque de lo contrario la cuenta de los años se vería afectada.
 
La cuadrícula blanca ejemplifica el año 2448, el año en que los israelitas estaban según su calendario, solo a manera de ilustración hemos numerado los meses según el orden que tenían en el año.

La cuadrícula amarilla, ejemplifica el cambio ordenado por la Torá, veremos como los nombres de los meses cambiaron, pero el cambio del año quedo intacto.
 
 
           Entonces según esto, el mes que para ellos era el séptimo del año, fue el que YHWH ordeno que sería de allí en adelante el primero de los meses, la cabeza de los meses, así que si tenía nombre o no, aún no lo sabemos, pero era el séptimo en orden del año, pero ahora se llamaría Aviv, y sería el primero del año, el mes que era el octavo del año, vino entonces a ser el segundo, y así sucesivamente.

          Esta es la manera en que se explica la orden de Shemot 12:12 y la orden de Vayikra 25:9, sin que exista en ellas ninguna contradicción.
 
          El pueblo de Israel inicia el año con la perfección del número siete, ya que en él el pueblo se perfecciona, somos juzgados en Yom Terúa, para luego de nuestra teshuvá alcanzar el perdón en Yom Kipur y entonces iniciar el año con la perfección que solo el perdón de YHWH pueda dar al hombre.
 
           Por otro lado el inicio de la cuenta de los meses a medio año, que es dado precisamente cuando el pueblo es liberado de esclavitud por YHWH, nos enseña que el pueblo de Israel está gobernado por un orden sobrenatural, que no solo rebasa los límites del entendimiento humano, y el entendimiento que el hombre obtenga de la creación, sino que también rebasa la influencia de los astros, que señalan los tiempos de este mundo.
 
           Al igual que la observancia del Shabat, un día que no es marcado por los astros, nos enseña que como pueblo santo, no estamos bajo la influencia de los astros, sino bajo la influencia del Creador de los astros, un poder que supera a los astros.
Rabino Yehuda ben Ysrael
Hosting, dominios, diseño web, correos electrónicos, community manager, certificados SSL y todo lo relacionado con Marketing Digital
Powered by Freelancegt.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal